Hola, soy escritora erótica y he cobrado mis primeras regalías por ello, te respondo

Enviado por Delapluma el 1 de junio de 2017

Después de muchos esfuerzos "escribidores" y publicitarios, al fin he conseguido el primer fruto de mis esfuerzos.



#3 oliver7

Enhorabuena!

¡Gracias! Ahora, si llegasen seis u ocho cartas así todos los meses...


#14 angelitoMagno

Hola. A mi me gustaría saber cuanto tiempo llevas escribiendo, cuanto tiempo le dedicas a escribir al día, o cuanto te suele llevar un relato.

Igualmente, cuando escribes, ¿tienes ya el relato planteado en tu mente o te dejas llevar?

Hola. Llevo escribiendo ya muchos años... como desde los veinte, aunque con la escritura erótica empecé a eso de los 22-23.

Procuro escribir un poco todos los días, aunque no me apetezca, pero el "no me apetece escribir y me fuerzo", pasa factura. Con frecuencia te pones a ello y te paras en una frase que no te gusta, en un párrafo que no te encaja, o hasta en una palabra que te parece que sobra. Lees en voz alta y la narración tiene que fluir, tiene que ir ella solita... en el momento que te parece que te encallas, te puedes tirar ahí un día entero.

Un relato puedes tardar un mes en pensarlo, en imaginarlo, en escuchar dentro de tu cabeza los diálogos, y luego te puedes poner a ello y escribirlo en cuatro horas dándole a las teclas sin parar. Y versavice: a veces te puedes tirar seis días (¡o seis meses!) sin una idea que llevarte al teclado y de repente, PAF, tus dedos empiezan a moverse solos y surge.

A mí me gusta planear cada cuento como un viaje en el que sé de dónde voy a salir, más o menos por dónde voy a pasar y a dónde deseo llegar. Pero a veces, tus personajes te sorprenden. A veces, tienes pensado algo y tu personaje, al que conoces bien y sabes cómo es, se pone contestón y dice "¡eh, no pienso hacer tal cosa!". Y te das cuenta que tiene razón, así que dejas que sea él mismo quien hable y actúe. Es un poco una mezcla, pero siempre digo que cuando tienes buenos personajes y les conoces, el relato se narra a sí mismo.


#7 Verbenero

Hola, gracias por prestarte a esto.
Cuando leo escenas con sexo en los libros, siempre parece que la distancia entre lo erótico y lo hortera/vulgar/risible es muy fina. ¿Tú tienes también esa percepción o es cosa mía? ¿Cómo transmitir esa intensidad del sexo sin caer en vulgaridades o lugares comunes?

Muchas gracias y un abrazo.
Pd- sabes que va a venir la caballería meneante a trolearte, ¿no?

Gracias a ti.

Narrar escenas de sexo no es fácil. Puedes caer en el ridículo, en lo pasteloso, en lo grosero como dices, en... mil defectos. Lo que tiene uno que tener claro es que siempre va a haber alguien a quien no le guste (Leído en una camiseta: "no le puedes gustar a todo el mundo; no eres una cerveza"), pero sí puedes gustarte tú. Tienes que partir de esa base: escribir lo que a ti te gustaría leer. Si relees algo tuyo y te sientes satisfecho con el resultado, puedes estar seguro que vas por buen camino, pero si escribes para gustarle a tal o cual, para no ofender a estos o para no herir a aquéllas, te vas a dar la guantada.

Un abrazo

Sip. Les espero con las espadas afiladas. Y el Uzi cargado y una batería de misiles sensibles al calor, y hasta una píldora de cianuro, por si acaso.


#8 guiller

Pues ya que estamos haz un poco de autobombo y dinos donde podemos leerte

Nunca caigo en hacerlo, ¡pues sí que soy buena publicista, yo!

Aquí está mi colección en Amazon. Dentro de poco, más libros y más temáticas, que no sólo de erotismo vive el escritor:

www.amazon.es/s/ref=dp_byline_sr_ebooks_1?ie=UTF8&text=Dita+V.++De


Y aquí mi blog, donde podéis ver todos mis cuentos. Eso sí, aquí están sin formato; en Amazon están mejor terminaditos:

sexoyfantasiasmil.blogspot.com.es/


#40 LadyStorm

¡Enhorabuena!
De momento no tengo ninguna pregunta, pero quería felicitarte porque por fín empieces a ver los frutos de tu esfuerzo.
¡Y que siga adelante!

y #40 ¡Gracias mil!


#30 ewok

¿Puedes indicarnos un párrafo o fragmento del que te sientas especialmente orgullosa o contenta de haberlo escrito?

Hum... a ver qué encuentro, déjame pensar...

Fuera del erotismo, éste principio de cuento me gusta mucho cómo me quedó:

"Las tres cabezas chocaban entre sí al bambolearse con el paso del caballo, bocas abiertas y ojos vacíos, a la grupa del animal, produciendo un sonido sordo, casi gracioso si uno no pensaba qué lo causaba, como de entrechocar de cocos. Zaijov estaba tan acostumbrado a él que ni siquiera le prestaba atención; muy atrás quedaban los tiempos en que aquéllas cabezas que colgaban del caballo del Justicia le fascinaban y horrorizaban por igual, y escondía la cara tras el grueso cuerpo de su madre, hasta que un día su padre le tomó del cogote y le obligó a mirar, y le dijo que mirara no sólo las cabezas, sino también al hombre que iba a caballo. A Zaijov entonces le pareció un hombre grandísimo, muy impresionante y temible, pero aquél hombre le dedicó una mirada llena de simpatía y le sonrió. Y en ese momento, el pequeño Zai, que todavía no ponía dos cifras en su edad, decidió que sería Justicia.

Aquéllas cabezas, que hasta pocos días atrás habían coronado los hombros de criminales, no eran ni remotamente las primeras que cargaba Zaijov. Hacía muchos años, de hecho, que había dejado de llevar la cuenta. Hacía menos años, pero los hacía de todos modos, que había dejado también de pensar que cada cabeza colgada de su caballo acercaba a la humanidad a un mundo mejor, o a un futuro más esperanzador. Él sabía que ser Justicia era su trabajo y lo hacía, y consideraba que lo mejor para seguir cuerdo, era no confiar más que en el presente. Esos tres, ya no harían ningún daño a nadie. Eso, y conseguir calor y reposo, era lo único que le importaba en aquél momento."


Y dentro del erotismo, éste pasaje me pareció muy divertido escribirlo:


"-Hemlock, tú que conoces bien mi contrato de esponsales… ¿si yo no fuese virgen, sería motivo para romperlo?

Al mayordomo le extrañó la pregunta, y prefirió no indagar qué motivo tendría ella para hacerla, pero contestó:

-No, señorita. Vuestra madre incluyó la cláusula de virgo amparado por la buena fe; eso quiere decir que, salvo que os veáis implicada en algún escándalo que haga plausible dudar de vuestra pureza, se sobreentiende que sois virgen. La señora sabía que las prácticas de equitación, o de gimnasia, pueden a veces causar una rotura accidental del virgo, sin que por ello vos hayáis tenido contacto carnal con nadie. - Millie le miró fijamente. Hemlock tenía la sensación de que debía irse, despedirse y marcharse en aquél momento, pero el pensar que un día ella, su mejor amiga, se marcharía de allí, le impulsó a seguir hablando – Lo que sentiré será el día que os vayáis.

-¿Quieres decir que me echarás de menos? - sonrió ella.

-Sí. Es poco probable que pueda ir a vuestra casa a serviros, a no ser que vuestro padre os autorice a llevarme con vos y le encontremos otro mayordomo. Cosa poco probable porque, modestamente, el señor está muy satisfecho conmigo, y yo soy ante todo un trabajador responsable de mis obligaciones. - Millie le miró, sonriente, y no contestó. - Quiero decir que me encantaría ir con vos y ser vuestro mayordomo en vuestra vida de casada, aunque supongo que vuestro marido tendrá ya su servidumbre, pero no me importaría serviros personalmente, de forma particular. - Millie continuó con los ojos fijos en él, llenos de estrellitas, y sin hablar – Para ser concretos, no es sólo que no me importase, sino que me sentiría muy dichoso de poder hacerlo, si me resultara posible, si vuestro padre no pone inconvenientes y si vos misma estáis de acuerdo; porque aunque seamos mayordomo y ama, en el fondo no dejamos de ser amigos, y me placería sobremanera el poder conservar nuestra amistad, siempre, claro está, desde el más profundo de los respetos y considerando la posición que cada uno tenemos en la vida, y…

-¿Quieres dormir conmigo esta noche?

-¡SÍ! - Hemlock se dio cuenta que quizá había sido algo vehemente, pero a Millie no pareció importarle. Abrió el otro lado de la cama y lo palmoteó, mirándole con una gran sonrisa. El mayordomo empezó se desabrochó la casaca y empezó a hacer lo propio con la camisa cuando se dio cuenta de que su amiga no dejaba de mirarle. “Cálmate, no va a suceder nada… somos amigos. Hemos dormido juntos desde niños, esta vez no es diferente”, se dijo, pero los nervios gritaban en su estómago. Se descalzó y se dirigió a su lado de la cama, y se sentó en ella, de espaldas a Millie para quitarse la camisa. Él no pudo verlo, pero los ojos de la joven devoraron su espalda, estrecha y delgada como el resto de su cuerpo, pero no carente de cierta delicadeza flexible. Hemlock metió los pulgares en la cinturilla de su pantalón, y de un solo movimiento se los quitó y se metió en la cama. Millie le sonreía en un gesto que no terminaba nunca y se mezclaba con risitas y miradas llenas de chispas. La joven le tomó la mano como solía hacer siempre que dormían juntos.

-Cuando esté casada, no creo que pueda meterte en mi cama como ahora… ¿verdad? - se rió, y Hemlock la hizo coro, él tampoco lo creía. - No creo que me apañe a coger la mano de otro para dormir. ¡Quizá pueda decirle a mi marido que parte de tu labor, es acompañarme para dormir y tienes que acostarte conmig… dormir conmigo! ¿Te imaginas, los tres en una cama?

-Oh, Lemmy, me niego a estar en el medio. - rió Hemlock y pasó a tutearla; siempre lo hacía cuando estaban así - ¿Y qué pasaría cuando tu marido quisiera intimar?

-Probablemente, que le corregirías. - Millie se puso a imitar la voz nasal y los ademanes de su amigo con mucha ironía - “Señor, no puede penetrar a una velocidad superior a una embestida por segundo, la señora no está aún lo suficientemente cachonda…” - los dos se rieron.

-”Espere, que le voy a enseñar yo cómo se hace” - contestó Hemlock y Millie se rió tapándose la boca con la mano libre y se puso colorada.

-¿Y cuando quisiese acariciarme? “¡No, querido, no me lo haces bien; Hemlock, enséñale al señor a tocarme las tetas, que él no sabe!” - Millie tomó la mano de su amigo y la puso en su pecho - “¿Ves? ¡Así se hace!”

Hemlock soltó la carcajada, la suya era una mezcla de risa histérica y excitación, ¡le acababa de tocar un pecho a la hija de sus señores! Millie no paraba de reír, y no le dejaba quitar la mano de su pecho, que temblaba con la risa de la joven.

-Pero aún así, tendrías que enseñarme tú, mucho me temo que yo nunca he tocado a nadie. Creo que lo más cerca que estuve de hacerlo, fue cuando tu padre trajo aquélla estatua de la sirena para el baño, y tuve que ayudar a cargarla. - protestó Hemlock.
-Estamos empatados, tampoco a mí me han tocado, ¡pero lo importante es que eso, no lo sepa mi marido! - de nuevo estallaron en risas. Hemlock ya no hacía el más pequeño intento por retirar la mano, podía sentir el latido del corazón de la joven. Estaba tan colorada que sus mejillas brillaban – Creo que no lo haces mal. Me gusta sentir tu mano ahí.

-A mí me gusta tocarte. - logró articular él, y empezó a mover su mano sobre aquél pecho cálido que le cabía exactamente en la mano. No estaba bien y lo sabía; Millie debería darle un manotazo o hasta un bofetón, pero en lugar de ello se deslizó el tirante del camisón y dejó su pecho al descubierto. El pezón rojizo estaba erecto. Hemlock apretó el pecho bajo sus dedos y su amiga gimió. - No debemos… no podemos… - tartamudeó el mayordomo mientras sus labios se encontraban con los de Millie, primero con torpeza, primero besos cortos que sólo juntaban la boca, pero casi enseguida los labios entreabiertos de ambos empezaron a acariciarse suavemente y a deslizarse sobre los del otro.

-No es preciso que lleguemos al final – Millie apenas podía hablar, estaba tan excitada que se ahogaba, y sólo lograba susurrar - . Pero podríamos jugar. Nadie tiene porqué saberlo…"

Sé que es largo, pero es que si cortaba más, quedaba cojo.


#54 Tensk

Gracias, pero no necesito bufanda, recuerda que soy peludo y con tripita (bueno, llamarle tripita a esto es ser benevolente) por lo que ya tengo aislamiento térmico de serie... ah, espera, que no era por eso...

No soy de presumir. Me llegaría con escribir algo que diese el pelotazo, en plan "Javi Pérez y la Piedra de Costo", "El Código Da Barras" o "50 Sombras de beige, beis, como se escriba, si eso que pongan el RGB o el Pantone".

Te dejo mis servicios (de correctora, no pienses mal) a mitad de precio.


#65 Tensk

¿Huno? el otro día hablé con un señor de nombre Atila.

Digo yo que para querer ser escritor habría que tener un nivel mínimo, en plan que el Word no necesite hacerse el seppuku al final de un párrafo. Pero bueno, habrá de todo.

De todo. Pero de todo lo malo.

Hay muchísima gente que piensa que para ser escritor, basta con saber escribir y, como ellos llevan sabiendo escribir desde segundo de básica, pues hale, ya son escritores. Y nada más lejos de la realidad. Están los que se pasan la ortografía por el forro de los cojones (con perdón), y encima no les digas nada, que eres un troll ortográfico, un grammarnazi y yo que sé qué más. Los que son incapaces de ordenar una idea y llevar una secuencia lógica de acontecimientos, los que se piensan que pueden hacer que las palabras signifiquen lo que a ellos les dé la gana, los que están convencidos de que escriben muy bien porque meten cultismos sin venir a cuento, los que sólo se expresan en indicativo y como mucho, infinitivo, pero el subjuntivo no existe; los que creen que el erotismo es el género fácil, los que se creen el nuevo García Lorca y te lo riman todo en participio pasado...


#72 Nick_el_Cadmio

También he visto a gente corregir textos legibles, coherentes y sencillos, debido a que al estar formados por oraciones que no fuesen simples —de proposición única y con punto y seguido para cada construcción verbal—, la neurona ya no les permitía entender su significado sin entrar en cortocircuito.

O bien, en su ánimo de «reducir cultismos», quitar palabras como pragmático de un texto académico a nivel universitario por considerarlo un término excesivamente raro e ilegible que casi nadie entendería y que convertiría al texto en pretencioso y pedante. Insisto: no porque ese término en la oración estuviese mal utilizado, no fuese adecuado o se tratase de un texto dirigido a un público para el que pudiese ser preferible prescindir de según qué vocabulario, sino que la palabra en sí debía evitarse porque «yo la habré escuchado una o dos veces en mi vida, o ni eso, así que resulta pedante».

No hablo de correctores profesionales, que seguramente tendrían un criterio diferente y para los que existen infinidad de ejemplos que ilustran la necesidad de su labor, pero sí de gente con formación educativa superior de la que se presupone cierto nivel en cuanto a lectura y redacción. Así pues, uno se pregunta hasta qué punto existe un criterio mínimamente objetivo en este asunto y no se reduce todo, en realidad, a la forma en que se lleva a cabo la proyección escrita de las estructuras de pensamiento particulares de cada uno para las que es imposible encontrar un par igual. Al fin y al cabo, si aceptamos que uno se entiende mejor consigo mismo que con los demás, es lógico que piense que la forma en que los conceptos de su mente se transforman en palabras es la más legible de entre cuantas puedan encontrarse, lo cual se acentúa cuando uno se dedica profesionalmente a tal tarea y, peor aún, cree que es bueno en ello. Y no podría asegurar hasta qué punto un escritor que lee mucho realmente se expresa mejor o simplemente lo hace de forma más consensuada con respecto a los escritores que lee.

En definitiva, quizá lo mejor sea mandar al personal a hacer puñetas y el que quiera código objetivamente legible se vaya a programar en Python.

cc #68

Como en botica, de todo hay.

Yo, como correctora, sé que lo primero es saber qué tipo de texto estoy tratando y a qué público va dirigido. Si me dan una tesis universitaria dirigida a un tribunal de profesores, no voy a cortar cultismos. Si me dan un artículo sobre un manga ligerito dirigido a lectores de -como mucho- dieciséis años, y me plantan un palabro estilo "ineluctablemente", pues sí, lo voy a sustituir. Porque no se trata de dárselo al lector todo masticadito y prohibir la subordinación de frases o las palabras de más de tres sílabas; se trata de saber quién va a leer aquello que estás corrigiendo y pensar si se trata de un grupo que, en su mayoría, va a entenderlo y cómo hacer para que les llegue lo mejor posible sin perder estilo. Se trata de saber qué estás corrigiendo y qué estilo debe ser aplicado en ese texto.

Si una persona quiere pasar de "Teo va al mercado" a "Crimen y castigo", bien por él, pero lo más fácil es que el libro le resulte una tostada, no se entere ni del no-do y lo deje a la mitad. Pero ahí, la culpa no es del texto, la novela está perfecta y que nadie me la toque (ya la tocaron en su momento, editada está). La culpa es del lector, a quien le falta un poco de bagaje para enfrentarse a ella. Y ahí te admito que, mucha culpa en que los jóvenes no lean cosas de mayor aprovechamiento o enjundia, la tiene la maldita clasificación de "lectura juvenil", donde muchísimas obras sí que están hechas no para ser legibles, sino masticaditas y hasta digeriditas: todo diálogo, que las descripciones son demasiado sesudas; todo acción, que el pensamiento puede sentarnos mal; venga marcas comerciales, ¿para qué vamos a explicar cómo es algo, si podemos tirar de la marca y chimpún?... Supone mayor reto intelectual y literario leer "Los hijos del vidriero" que era "a partir de nueve años" según El barco de vapor, que "Hermosas criaturas" que se supone que es una novela adolescente y no sirve ni para limpiar la caja de arena del gato. Con esas historias que no sólo son excesivamente sencillas, sino que están también pasadas por la túrmix y ensebadas para que se deslicen por tu cerebro a toda velocidad y salgan del mismo sin dejar nada en él, sólo viciamos a los jóvenes lectores; se les enseña a pensar que la lectura, para que les guste, tiene que ser tan ligera y carente de esfuerzo como beberse un vasito de agua. En el momento que tienen que hacer el menor trabajo intelectual, que tienen que IMAGINARSE las cosas, poner de su parte, leer descripciones, seguir el pensamiento de un personaje... entonces, ya es aburrida, ya son deberes, ya es aprender. Ya no mola.


#76 Nick_el_Cadmio

Uy, que ha dicho «ensebadas». Discúlpeme, pero eso me ha hecho perder el hilo del texto. ¿Qué decía usted de no se qué hermosas criaturas ataviadas en mangas ligeritas y teniendo sexo masticaditado en un barco de vapor delante de un tribunal de profesores cortados como una tostada pasada por la túrmix?

No sé... ya no me acuerdo... ¿algo de los Monty Python?


#1 woody_alien

La literatura erótica con ánimo de lucro ¿puede ser considerada prostitución mental?. Vendes sexo por dinero

Si lo admitimos, en esa definición entraría también Umberto Eco cuando narró el encuentro "la muchacha" y Adso, y también otros muchos escritores como Gabriel García-Márquez o Pérez-Reverte


#36 ewok

Gracias por la respuesta, felicidades por los libros, y ahí va mi positivo. Un apunte ortográfico, ya que te inicias en la profesión: los determinantes demostrativos no llevan tilde (aquellas cabezas, aquel hombre, aquel momento, aquel pecho).
www.gramaticas.net/2012/02/ejemplos-de-determinante-demostrativo.html

Siempre me pasa, no seré capaz de hacerlo a derechas nunca. Es como el por qué, porque... SIEMPRE acabo metiendo el remo hasta el hombro. Gracias por el apunte. Eso sí, recordaros que en el blog, los relatos están corregidos "a pase volante", o sea poco. Es en los libros donde me esmeré... ya que pagaban, qué menos. El otro que he enlazado, el de Juegos nocturnos, tiene un formato HORROROSO.


#21 ochoceros

Enhorabuena, espero que siga la racha.

#1 Como su cuerpo no está en venta, sino que ella se lucra con las relaciones que mantienen los demás, no sería prostitución sino proxenetismo. O alcahuetismo, que queda más literario.

#15 Veo que en la edición Kindle Unlimited (tarifa plana) el coste del libro es 0€. ¿También te llevas algo en este supuesto?

Gracias.

Nop, en ese particular, como mucho me llevo el agradecimiento sincero y profundo de mis lectores


#27 Tensk

Ya que nadie lo pregunta: la tortillera ¿con cepolla o sin cepolla?

Uis, que me he liao, que me he liao...

Según el tortillero mayor de la república (o sea, mi santo padre), la tortilla de patatas ha de llevar cebolla; si carece de ella, son huevos rotos.

—¿Qué vamos a hacer esta noche, Follardo?
—¿Cómo "follardo"? ¡Me llamo Eduardo!
—Ay, en qué estaría yo pensando...


#45 Tensk

No tengo referencias para esa comparación, no he visto Juego de Coños.

Chistes infames a mí... habrase visto...

Nononono, Juego de tronos no se ve, se lee. Aunque a la velocidad que escribe el Martin, da tiempo a leerlo ocho veces, pero se lee.


#39 Tensk

con tripita y peludo... ¿por qué no habrá más como tú?

No creo que el mundo soportase a otra persona haciendo los chistes tan INFAMES que yo hago. La realidad implosionaría, o algo. Parafraseando a Jaime Lannister: "No hay "chicas como yo". Soy única".


#58 Tensk

Conocía hace tiempo, y esto ya no es de coña, a una de las que participaron en la fundación de cierta editorial de "autopublicación" o algo. Siempre me ha llamado la atención lo de los correctores. Me pregunto hasta qué punto es necesaria su labor si tienes un buen corrector ortográfico. Vale, después puedes cambiar una palabra o expresión por otra, pero entonces ¿hasta qué punto deja el libro de tener el estilo del autor original y pasa a estar mezclado/contaminado (no en el mal sentido) por el corrector de turno?

Lo de la fustita de nada... si ya estás acostumbrada a que te acaricie la piel ¿para qué iba a quejarme? En cuanto al arnés... si es pequeñito, diminuto, chiquitín... a ver que te diga, mido como 1,85 y rondo los 115-120... creo que no tendría ningún problema con él porque simplemente no va a ser mi talla...

Psé, con paciencia y con saliva...

Te diré: el papel del corrector es poco menos que imprescindible, porque no se trata sólo de la corrección ortográfica (que fiarse del corrector del Word, es como fiarse del traductor del Google: mala decisión), sino de la corrección de estilo. No es lo mismo tener algo que contar, que saber contarlo, igual que no es lo mismo saber muchísimo de algo que saber explicar ese algo.

El trabajo del corrector de estilo es mejorar la legibilidad de un texto. Es decir, que no se trata sólo de corregirlo en ortografía, ni de decirte que uses un subjuntivo en lugar de un infinitivo porque queda mejor. Se trata de que, si has abusado de los adverbios, de los puntos suspensivos, de los diminutivos, te corrija todo eso. Se trata de colocar la puntuación perfecta, los tiempos verbales adecuados y las palabras precisas. Se trata de dejar el texto como si lo hubiera escrito un profesional, pero siempre respetando la esencia del mismo y la autoría del mismo, no "robándolo" (que no se trata de adaptar el texto, sino de corregirlo).

Cuando un libro llega a una editorial, siempre ha de pasar por al menos una corrección. Sí, también escritores reputados tienen sus correctores, porque si va a haber algún fallo, es mejor que lo vea un corrector y no un lector. Es una labor un poco difícil de explicar, pero mira:

"Lo de la "fustita de nada", si ya estás acostumbrada a que te acaricie la piel, ¿para qué me iba a quejar? Y en cuanto al arnés, si es "pequeñito, diminuto, chiquitín", pues... te diré: mido como 1.85, y peso en torno a 115-120. No creo que tuviera ningún problema con él; simplemente no va a ser mi talla".

Exceso de puntos suspensivos, fuera; dejamos sólo el anterior a los datos que fuerzan la conclusión para provocar en el lector un suspense lógico. El pronombre apocopado al verbo, fuera para mejorar la legibilidad. Añadidas comillas en las citas. "A ver que te diga", sustituido por "te diré", para mayor concreción. "Rondo" se cambia por "peso en torno a" también para mayor concreción. "No creo" en lugar de "creo que no" para mejorar la legibilidad (queda mejor poner la negación al principio, da mayor rotundidad a la frase). Y mejora de la puntuación para aportar una conclusión más rotunda.

¿Ves? Tu comentario sigue siendo tuyo, tu estilo sigue siendo tuyo, pero ahora resulta más legible y sabes por qué. En una novela, o en un cuento, puedes encontrarte miles de obstáculos que dificultan la lectura, que hacen que el lector "se aburra" porque la narrativa no fluye como debiera. El corrector de estilo se encarga de eso: deja la idea, deja la esencia, respeta el estilo, pero hace que la narración sea ágil.


#56 Tensk

No, si yo estaba pensando bien, eres tú quien me viene a decir que necesito que me corrijan... uyuyuy... ¿y llevas antifaz y látex?

Correctora de estilo, de estilo... ortotipográfica, ya sabes.

Eeeeh... sí, pero tengo otro par de cosas que no sé si te gustarán tanto. Una fustita de nada, y un pequeñito, diminuto, chiquitín... arnés.


#50 Tensk

Ufff... qué pereza. Sé que lo dices para que el día de mañana, cuando tus relatos salgan en Playboy TV, puedas decir "pues el libro era mejor". Pero oye... donde estén unas teticas a la vista...

Es algo que nunca he entendido... pereza al leer. Pero... es decir, ¿¿¿cómo??? Vamos, si uno leyera corriendo, vale, pero...


#81 scarecrow

¿Cuáles son tus parafilias preferidas?

El intercambio de roles es una de mis preferidas para ver y practicar. Las futanaris me gustan muchísimo, y la gerontofilia (¡con ciertos límites...!) también me gusta mucho; la mayor parte de mis actores porno favoritos de la actualidad, tienen cincuenta y pico o sesenta años.


#88 roy

O sea, que en tus relatos te gusta meter abuelos de la Castilla profunda...

No, en mis relatos no suelo meter diferencias de edad tan acusadas. En la mayor parte de ellos sí es cierto que el hombre suele ser algo mayor que la mujer, pero esa diferencia me gusta más para verla, que para narrarla. Aunque alguna vez sí lo he hecho, eso sí.


#19 moire

Pues el tema es que en los medios siempre te hablaran de las ventas de Ruíz Zafón, de J K Rowling, etc... Y todos aspiramos a ser como l@s mejores (o l@s que más venden si lo prefieres). La triste realidad es que la mayoría de libros publicados en España no llegan ni a agotar la primera edición, así que si venden 500 ejemplares, ya se pueden considerar buenos números (y lo digo yo, que he llegado a vender más de 5.000 de un título concreto).

Con el poco tiempo que llevan tus libros ahí fuera, ¡yo diría lo estás haciendo muy bien!

Eso sí: no nos despistemos: lo importante (al menos para mí) es escribir buenos libros, no vender muchos libros

Lo dicho: ¡suerte!

¡Mil gracias!


#25 Pachums

¿Cuándo sabes que lo has hecho bien? ¿Te excitas releyendo lo que llevabas escrito?

En ocasiones sí. Sé que lo he hecho bien cuando leo uno de mis cuentos y lo paso bien leyéndolo, por más que sepa exactamente qué va a suceder.


#24 Duke00

Para cantidades que no son altas como la que comentas no se llega al mínimo por el que tienes que darte de alta como autónoma, ¿no? ¿Tienes que declararlos o hasta no llegar a una cantidad no es necesario?

Que yo sepa, no. Pero según Amazon, con la cantidad que me descuentan ya incluyen los impuestos.


#79 nestorromero

¡Enhorabuena por tu carrera! Ya que dices esto de por qué, porque... y #36 te dice lo de los determinantes demostrativos, me gustaría saber si cuentas con algún editor, corrector de estilo... antes de compartir tus libros en Amazon. ¡Gracias!

Sip; mi mejor amiga es editora-correctora como yo. Al compilarlos, ya les meto yo mano pero, como sé que uno tiene fallos que no se ve, luego se los mando a ella para que los mire, me los señala y los corregimos. Así que mis relatos pasan por tres correcciones: la mía, la suya, y la conjunta.

Lo que más me joroba, es que SIEMPRE tiene que quedar alguna cosilla. Que si un enlace del índice que no funciona, que si un "hombro" en lugar "hombre" que se nos ha pasado, que si una coma fuera de sitio... Pero en fin, hay que pensar que si no pasaran esas correcciones, quedarían como en el blog: con más puntos suspensivos que un pasatiempo de unir los puntos.


#82 roy

Si en alguno de tus relatos metes un "Follardo" o un "Pichardo" como personajes, juro por mis niños que te la compro.

Hombre, Follardo de momento no, pero Bonifacio, Humberto, Luciano, Dulce, Renato, Olivia, Jerónimo y Arcadio, sí han salido.


#101 Blanqui

Puede que ya lo hayan preguntado pero, ¿para ser escritora erótica es necesario ser promiscua?

Te diré... ¿para escribir novela negra, es preciso ser un asesino? Para que te hagas una idea; mis primeros cuentos eróticos los escribí siendo virgen como el aceite de oliva.


#52 Tensk

Era coña. Aunque lo cierto es que mi media de lectura no llega últimamente a un libro al año, pero quizás porque no me suelen enganchar muchos. Supongo que tendré que escribir mi libro.

Y luego ir a un programa de Mercedes Milá y quejarme de que no me deje hablar de él.

Si lo haces avisa, y yo te tejo la bufanda, para que presumas.


#74 ESPAÑA_ZOMBI

¿Qué opinas del cómic erótico serio como por ejemplo buttsmithy.com ?
¿Consideras que podría tener futuro en España? ¿Conoces gente trabajando en él?
Gracias de antemano

Pues la verdad que me pillas de mala manera, porque no lo he leído más que en el enlace que acabas de poner. No entiendo mucho de cómic erótico, pero el dibujo me parece muy bueno; tendría que leer un cómic entero para poder opinar y ahora mismo, no puedo hacerlo.

(Suspiro) Si sigue el mismo camino que otro tipo de cómic, donde los autores tienen que largarse a Francia porque aquí no les editan ni por error, me parece que no. En España, vamos a admitirlo, leemos poco y cómic, menos. Tuvimos un universo comiquero riquísimo, único, uno de los más prolíficos de Europa, y lo dejamos morir en pro del manga japonés y el cómic norteamericano. Y desde luego que Don Pío no era lo mismo que Spiderman, pero cuando desaparezcan Jan y el Maestro Ibáñez, el cómic español morirá definitivamente.


#87 Penitencia

Enhorabuena de parte de un lector contento con lo leído.

¡Gracias! Ese es el mejor piropo que puedo soñar, y ojalá tú seas mi mejor publicidad.


#95 brainsqueezer

Cuando pienso en novela erótica se me vienen a la cabeza libros de muchas páginas y cierta estética de portadas, pero quizá esta imagen está algo anticuada. ¿Se consume más en papel o en digital? ¿Cómo es el mercado digital? (Veo que publicas en Amazon, pero seguramente tengas referencias de otros canales)

Actualmente, aunque mucha gente siga prefiriendo el papel, se nota muchísimo la lectura digital, sobre todo en el erotismo. En la intimidad de tu Kindle o de tu dispositivo, sea el que sea, nadie sabe si estás leyendo "Pipo el payasito" o "Problemas socio-económicos del nuevo mundo occidental", así que nadie tiene que pasar vergüenza por llevar un libro titulado "Caprichos" que con su portada se podría llamar "Capechos"

Igualmente, si lo lees en tu ordenador, no tiene que llegarte a casa, no lo tendrás en una estantería donde pueda cogerlo quizá tu hijo pequeño o un sobrinito... Es muy discreto, y por eso se usa mucho pero, como sé que hay mucha gente que desea tener la edición física, lo acabaré sacando también en papel.


#98 El.pobrecito.hablador

Supongo que habrás tenido la precaución de publicar tus libros en ediciones de bolsillo... ¿no?
Lo digo porque los libros eróticos tienen famas de leerse con una sola mano... y ya sabes, aguantar un tocho con una mano mucho tiempo... como que se te duerme un poco y si la lectura es muy "interesante" puedes llegar a perder la sensibilidad durante un rato largo.

Por el momento, no existe el peligro de que ningún lector se me luxe, porque están en edición digital, pero sí: cuando lo saque en edición física, serán en tomos ligeritos y manejables.


#6 U5u4r10

Pensaba que cobrabas una comisión por libro vendido cada vez que vendías.

Se cobra una comisión por cada libro vendido, pero hasta que no llegas a un mínimo de dinero (en el caso de Amazon, cien euros), no ves un céntimo.


#31 joseenriquetk

[Usuario deshabilitado]

No siempre, pero a veces sí que esperan encontrarse con una pantera y yo, en realidad, soy bastante tímida. Al menos, hasta que me siento cómoda. No es que quiera hacerlo con la luz apagada, pero si me proponen un trío me costará un poco. Y me sonrojo con mucha facilidad.

No, la verdad que ninguno me ha hecho peticiones con respecto a lo escrito, pero alguno sí me hizo peticiones que escribí más tarde (previo permiso, claro está). Una vez quedé con un actor* que era bisexual y al que le daba morbo vestirse de chica; yo me puse ropa de mi padre (mejor que no se entere nunca... ) y reconozco que no sólo disfruté muchísimo, sino que más tarde lo trasladé a uno de los episodios de Mariposa y yo, una saga de dominación femenina.

De momento al menos, no. No tengo grandes preferencias en lo que a liarme con alguien se refiere; me basta con que sea simpático, bueno, y tenga tantas ganas de jugar como yo. Y si tiene tripita y es peludo, ya me mata, vamos.

No, no hace falta que se las sepa él, ya me las sé yo. Si una cosa buena tuvo mi ex, fue "enseñarme" que si quería disfrutar en el sexo, más me valía mover el culo (y nunca mejor dicho), porque nadie va a hacerlo por ti. Cuando yo llego a la cama con un hombre, soy consciente de que él no es responsable de mi placer, sino yo.

La verdad que sí, pero con lo que me gusta a mí enrollarme, me veo más en el hentai que en el cine X.

¡Gracias a ti!


#34 Delapresa

¿Qué opinas de Cincuenta sombras de Grey?

Que es una basur... que es decididamente mejorable y que no deja en buen lugar ni a los lectores de erotismo, ni al BDSM, ni a nadie que tenga una inteligencia media.


#97 bedeone

Hola. Soy uno de tus lectores (del primero que has publicado en Amazon, de momento).
¿Has escrito otro tipo de literatura? Si no es así ¿Piensas hacerlo en el futuro?

Hola, gracias mil por leer mi libro, te recuerdo que el segundo ya está también en Amazon, aquí: www.amazon.es/Caprichos-únicos-cuentos-eróticos-Placeres-ebook/dp/B0

En cuanto a escribir de otros géneros, sí. Acabo de terminar un ensayo humorístico acerca de lo que es escribir y vivir siendo yo, titulado Trepanación sin anestesia, que pronto estará también en Amazon. Y estoy escribiendo una novela acerca del duelo y la pérdida en niños, pero no sé si te interesará; es más con vistas a un público juvenil y tratada con más sensibilidad. Pá llorar, vamos. Y como diría Jan: "Yo sigo..."


#60 capitanmongolo

Hola, cual seria para ti el mejor relato erotico que hayas leido?
Y, para inspirarte, usas solo la imaginacion o tiras tambien de relatos de conocid@s/amig@s ?
Gracias, un saludo.

Hola; el mejor que he leído que no era de los míos, era un relato de cuyo título sí quiero acordarme pero se me resiste; trataba de una pareja de hermanos, chica y chico que accidentalmente encontraban un juego interactivo sexual donde todo se hacía realidad. Se trataba de una parodia erótica de Jumanji y me pareció muy bien llevado, aunque la autora, para mi gusto, acabó alargándolo demasiado, pero en conjunto me gustó mucho. Estaba muy bien escrito y tratado. Aún cuando el incesto no es un tema que me atraiga, reconozco que la calidad general del relato me hizo pasar por alto ese detalle.

Suelo usar mi imaginación ante todo, pero mi cerebro está despierto siempre: no es la primera vez que alguno de mis amigos me cuenta alguna anécdota que nada tiene de sexual, pero que a mí me sirve para crear un cuento completo.

A ti.


#17 moire

Gracias a ti por responder.

No sabía que lo habías publicado con/en Amazon. En cualquier caso, que sepas que el porcentaje que te llevas, comparado con una publicación “convencional” es excepcional. Lo de las ventas, no sé cuando ha salido el libro y la visibilidad que ha tenido, pero tampoco pinta nada mal eso

¡Suerte con ello!

¿Excepcional en el sentido de "bueno" o de "es una miseria"? Por que así sabré si tirarme de los pocos pelos que me quedan, o no

Bueno, el primer libro salió el siete de enero, y el segundo como en abril (la fecha exacta no la recuerdo mal). En cuanto a visibilidad, pues... lo he puesto aquí, y en mi facebook (tengo una página para mí sola como escritora, esta:

www.facebook.com/Ddelapluma/

que utilizo un poco a modo de blog), y cuando publico un relato nuevo en mi blog o en Todorelatos, siempre pongo el enlace al final. Y también lo saben mis tías y mi familia. Los vecinos, todavía no. O sea, una visibilidad de zapatillas de andar por casa.


#11 moire

Hola, ¡y felicidades! Agradecería que me respondieses, para que todos estuviésemos más al tanto de cómo funciona realmente el mundo editorial.

¿Cual ha sido la cuantía de las regalías y cuales eran las condiciones del contrato?

Hola, gracias.

No ha sido gran cosa, 116 euros, para lo cual he tenido que vender algo más de cien libros. En Amazon, el precio de cada volumen es de 2.99€, de los cuales me quedan para mí 1.30€. El resto es para Amazon; de ello paga impuestos y también el registro y el ISBN del libro, y también se lleva su beneficio, claro está.

Como se ve, vivir de ello, o simplemente ganarse un sueldecillo extra, no es nada sencillo. No basta con ser bueno escribiendo ni tener una idea sensacional, pero es lo que hay, y es mejor que nada.


#5 Chessire

Felicidades, imagino que los comienzos no serian faciles. Me gustaria saber si empezaste como auto-publicadora o te lanzaste a buscar editor que te patrocinara.

Un saludo.

En el pasado, con otro libro sí intenté buscar un editor, pero después de mandarlo a varias editoriales y que ni se molestaran en contestarme, esta vez decidí tirar por la calle de en medio y lo puse en Amazon. Tiene el inconveniente de que es un poco el cajón desastre (por no decir directamente el coño de la Bernarda) y allí entra de todo, pero la ventaja es que lo tienes publicado y puedes empezar a hacer algo con ello.


#43 Carlos_Díaz_2

Enhorabuena; todo cuesta, pero si te sientes satisfecha, seguro que ha merecido el pene Digo, la pena jejeje

y #40 ¡Gracias mil!


#42 Cartman

¿Es SPAM este |TeRespondo?

No. No. No. Definitivamente no. Jamás. Bajo ningún concepto.


#63 Tensk

De nuevo, agradezco el ejemplo, aunque siga pensando que se entrometen quizás un poco de demás. Quizás seáis un mal necesario

Zi bieras como ezcriven más de huno, creeme k sabrias por que existimoz y no te estrañaria en arsoluto que seamos.


#61 Tensk

No sé si acabo de estar del todo de acuerdo pero al menos agradezco el ejemplo. Claro que no estoy del todo seguro de que se debiese aplicar corrección en este caso.

Me explico: estaba comentando como si estuviera hablando, no pretendía hacer nada "literario". Sí, entiendo que digas que hay un exceso de puntos suspensivos y puedo estar de acuerdo en ello, pero lo que intentaba con ellos es, más o menos, poner por escrito lo que podrían ser palabras habladas. Las veces que alguien me ha conocido primero por escrito y luego con la voz (por teléfono, videoconferencia, en persona, lo que sea) casi siempre me han dicho que hablo igual que escribo. No sé si eso es bueno o malo (quizás mediopensionista) pero es la costumbre.

Lo que no veo es que el "te diré" sea mejor, ni que implique (ni que sea necesaria) mayor concreción que "A ver que te diga". Tampoco lo veo con el "Rondo" vs. "peso en torno a". Tampoco creo que ese cambio de expresión "No creo" vs. "creo que no" sea realmente válido, intercambiable al 100%. Como dices, el "No creo" para ti da mayor rotundidad a la frase y quizás no era eso lo que quería reflejar.

Digo con esto que no sé hasta qué punto sigue siendo exactamente lo que quería decir. Quizás el mensaje completo venga a interpretarse igual pero, a mi juicio, los matices cambian. Y vaya si me suelen gustar los matices, casi siempre me fijo más en ellos que en el parte gruesa

Con paciencia y saliva... no, si al final...

No, en este caso admito que la corrección no era precisa para nada, era sólo para que te hicieras mejor una idea de cómo trabaja un corrector.


#90 scarecrow

Y cómo ejecutas el intercambio de roles más allá del vestuario? Así en líneas generales. En los maduritos digamos que la flacidez muscular te parece excitante?

Interpretando un papel; cuando lo hice, él iba vestido de chica y hacía de "pobrecita niña a solas con un sobón", y yo hacía de hombre sobón fue muy-muy divertido.

En los maduritos, lo que me parece excitante es que, a diferencia de otros actores más jóvenes, juegan muchísimo con sus compañeras de reparto. No se limitan a bombear, sino que establecen con ellas una complicidad, hay sonrisas, miradas pícaras, besos... Eso es lo que más me gusta de los vídeos de diferencia de edad.