He sido expedicionario de la Ruta Quetzal con Miguel de la Quadra-Salcedo. Te respondo

Enviado por melencho el 22 de mayo de 2016

Hola, he participado (al igual que unos cuantos meneantes más) en la expedición de Ruta Quetzal (Aventura 92), un proyecto de educación y de intercambio cultural de jóvenes de Europa y América que estaba liderado por Miguel de la Quadra-Salcedo. En mi caso he participado en la del año 1999 (Panamá). Esta expedición que viene realizándose de manera anual en verano ha contado con más de 8000 jóvenes participantes (de edades comprendidas entre 16 y 17 años) en 30 ediciones y se han recorrido más de 20 países. A día de hoy el nombre oficial es Ruta BBVA y la edad de participación actual es entre los 18 y 19 años. Anécdotas, curiosidades, preparativos, selección de participantes... Preguntad



#6 natrix

La fama era que era para gente de familias acomodadas. ¿Es cierto? ¿son rumores? ¿cómo te seleccionaron?

Yo realicé un trabajo de tipo musical. En aquel momento se podía hacer un trabajo escrito (20 hojas máximo), uno musical (composición propia de 5 minutos máximo) o uno de tipo artístico (cuadro o escultura con un tamaño máximo si mal no recuerdo). Planteaban que los trabajos fuesen de ciertos temas que se conmemoraban ese año o que tendrían relevancia en la expedición. Aquel año era Año Jacobeo y uno de los temas era el Camino de Santiago por el camino del Norte (que hicimos etapas por la cornisa cantábrica), otro tema sobre el Canal de Panamá, que ese año se devolvía de manos yanquis a los panameños y un par de temas más relacionados con efemérides de 5 siglos antes.

Yo hice el musical porque el escrito no me apetecía nada, hacer una composición me motivaba y además sabía que hacer un trabajo escrito tendría muchísima más competencia que el apartado musical y el artístico, en los que habría menos participación y menos competencia.

En aquel momento podían participar los nacidos en el 82 y 83 (entre 16 y 17 años) y éramos unos 300 expedicionarios. Sí que es verdad que los hijos de trabajadores de Argentaria (el patrocinador en aquel momento) hacían selección entre ellos y evidentemente tenían mucha menos competencia que cualquiera porque eran muchos menos. A día hoy participan mayores de edad entre 18 y 19 más o menos y son un máximo de 200, de los que hasta 50 son hijos de empleados de BBVA, 2 plazas para discapacitados y el resto de plazas (hasta 148).

Ahora para la selección hay que hacer más papeleo que para una hipoteca (entre otras cosas comprueban que has sido tú el que ha realizado el trabajo). Las bases actuales están en esta dirección.
www.rutabbva.com/TLRQ/index.php?id=1014&no_cache=1

Cuando yo participé se mandaba el trabajo por correo y lo evaluaban profesores de la complutense de Madrid, yo tuve que mandar la nota media del curso anterior (que entonces estaba en 1º de bachiller. La media se usaba para desempatar y no recuerdo qué media mandé pero sería entre 7,5 - 8.

Algún periodista de los que nos acompañaban comentó que se presentaron 16000 trabajos en total y se quedaron fuera trabajos perfectos (que desempataban con la media). Aquel año fueron 165 de España y participaba gente de 42 países. (Hoy día sólo participan 17 países). En esos países había cupos de menos gente también y de ciertos países sólo había un representante (De Europa, América y había algún marroquí e incluso alguno de Filipinas)

Lo de los enchufados no te lo puedo asegurar. Eso sí, era fácil para algunos saber si eran hijos de trabajadores de Argentaria porque en el anuario que nos mandaban con los datos de cada participante era raro en aquel momento que tuviésemos email y muchos ponían el de sus padres (que era el del curro y tenía el dominio de Argentaria, claro ).

Yo ya te digo que de enchufado nada, de clase trabajadora. Sí que es verdad que no se publicitaba mucho. Las bases las tuve que pillar en Argentaria. Y si conocía la forma de participar es por un conocido del barrio que fue 3 años antes y que también iba a mi colegio y de vez en cuando algún profesor lo sacaba a relucir. Pero si no es por eso no me hubiera enterado.


#14 DonPatch

Solo puedo decir que cuando veía los programas en la 2 sobre la Ruta solo podía sentir la más absoluta envidia
Y lo peor de todo es lo que comentas, que era imposible de saber como coño se participaba, lo lógico sería pensar que al final de cada programa se comentara algo al respecto pero nanai...

Claro. Yo también veía los programas y en ellos no recuerdo que se dijera nada respecto a la forma de participar. Además, en aquellos tiempos el internet era minoritario y por ese medio (quien lo tuviera en aquella época) creo que tampoco hubiera conseguido la información. Hoy día con una simple búsqueda ya lo tienes


#1 Simún

Con sinceridad, ahí se iba a follar, ¿a que sí?

No sé lo que harían los demás pero en aquellos años no estaba tan salido

Las tiendas de campaña eran de 3 personas y los grupos eran homogéneos. Eso sí, nos mezclaban con gente de todas las nacionalidades para evitar guetos. Tengo que decir que éramos unas 300 personas (165 de España) y que había el doble de chicas (200). Según recuerdo éramos 15 grupos de unas 20 personas por grupo. Del 1 al 10 de chicas y del 11 al 15 de chicos. Ese año no había paridad y no creo que la haya habido en otras ediciones


#17 Pacman

Te odio mucho ya que mandé mogollón de trabajos y ni las gracias.

Que tal la jungla? Si es que visteis algo.
See enfangan mucho las Panamá Jack?

Para el tema de la jungla puedes leer estos dos comentarios que hice hace poco:
www.meneame.net/story/muere-84-anos-reportero-deportista-miguel-quadra
www.meneame.net/story/muere-84-anos-reportero-deportista-miguel-quadra

La verdad es que al principio (antes de llegar a Panamá) me prometí a mí mismo ir tapado de ropa hasta arriba sin dejar un resquicio de piel expuesto. Eso sí, luego, con el paso de los días, llegué a encontrarme una araña lobo de esas (rollo tarántula) a un metro de mi tienda con camiseta de manga corta, pantalón corto, sandalias y con mi linterna como única defensa. No llegó a pasar nada pero el acojono fue mayúsculo.

Las Panama Jack se me mojaron varias veces, es que nos metían por cada sitio que pa qué. Estuvimos pateando por el camino de Cruces y salvo un ave de una cierta envergadura que tenía enfilado a un colega, el cual tuvo que tirarse el suelo para esquivarla, no aprecié ningún susto de importancia.


#3 Simún

Que sí, lo que tú digas, pero, ¿te viniste de allí sin follar?

#2 Me reservo el derecho a no contestar (Siempre pensando en lo único)

Vaaaale, lo reconozco. Me autosatisfacía con un catálogo de fotos en diversas posturas de la Dama de Elche.

Sí que he escuchado de años anteriores que más de una se volvía con un bombo del viaje.


#9 ioxoi

¿Puedes confirmar que por pisar tierra panameña te obligan a crear 1 empresa y 2 cuentas bancarias por día de estancia?
¿Es cierto que te las crean incluso sin que pages un céntimo y sin tu consentimiento?
¿Cuantas empresas tienes tu?
Cc #0

La Off-shore sin cebolla vaya Sólo nos dejaron la última tarde libre (y estoy hablando de un par de horas) así que dificilmente haberlas podido crear. No tengo empresas pero sin ánimo de enfangar el asunto en la travesía que hicimos en un barco de recreo por el Canal de Panamá estuvo con nosotros José Bono


#27 Cornelius

Yo cuando fui eramos un poco mas de 300. Fueron 200 para españa de las cuales 50 eran para hijos de empleados del BBVA y 150 por trabajos. Durante la expedicion te das cuenta de que sin los patrocinadores seria imposible un viaje asi y al igual que la presencia de la tele es constante y se condicionan cosas para que salgan bien en TV, entiendo que los patrocinadores pongan sus condiciones.
Yo pude ir, mi hermana lo intento los dos años y no la seleccionaron. Es una mezcla entre esfuerzo (mi trabajo fueron 10 dias de dedicacion exclusiva más investigación) y suerte.

No me parece mal subir la edad, al ser mayores de edad asumiras menos responsabilidades que con chicos que aun necesitan tutela (por ser menores de edad). Lo bueno de tener 15-16-17 es que te marca en plena adolescencia.


#0 Me he metido en tu preguntame. Disculpa

No hay nada que disculpar. Mejor tener más de un punto de vista para responder. ¿En qué edición participaste?


#83 padrecurro

Aunque #10 ha sido muy políticamente correcto te lo digo yo: si. No voy a revelar nombres pero si tu haces una encuesta en los principales centros financieros de España te vas a encontrar que muchos de los engominados estuvieron en la ruta Quetzal. Además estaba el amaño para los empleados de Argentaria (y otras entidades financieras, por cierto), cámaras de comercio, universidades, empresarios de billetera y todo el que podía meter cierta presión al jefe de zona o regional de Argentaria.

Luego estaban los dedazos de las familias de bien del entorno del sr. González (presidente de la entidad puesto por el sr Ansar) y los clientes vips.

Y una vez metidos todos los que había que meter se abría el cupo para gente como el compañero @melencho. Que bastante tenía con tenerla dentro de los pantalones como para:
1.- ponerse exquisito con las niñas pijas.
2.- entesarse del transfondo.

La ruta Quetzal además de ser un proyecto muy bonito, fue una de las operaciones de RRPP más exitosas y bestias que se han hecho en España. Y un objeto de intercambio comercial y empresarial en esta nuestra piel de toro (como diría Javier Cansado aquello era la protocorrupción).

+1 Es posible que el único punto negro de lo que rodea a la Ruta Quetzal sea la forma de participación y selección y supongo que por eso estos últimos años la forma de evaluar ha cambiado tanto para ser más transparente que antaño. Aunque bueno, nunca se está libre de toda sospecha

PD: mantuve a melenchito a buen recaudo


#52 Cornelius

En la mia no visitamos Jamaica porque les timaron con el barco (o eso nos dijeron).

Es lo que tiene la aventura, que es inesperada y hay que cambiar planes sobre la marcha.

Y tu que la hiciste antes seguro que disfrutasteis más a De la Quadra. En mi viaje el tio estaba ya muy cascado (malaria, cadera con necrosis....) pero se intentaba hacer todos los dias los primeros 100 metros de la caminata. Se unia a grupos en actividades todos los dias. O nos esperaba en la meta final del dia. Tambien se ponia a contar historias y la gente nos quedabamos 1 hora sin abrir la boca escuchandole.

Yo la verdad esque le buscaba para charlar con el, escuchar sus anecdotas, preguntarle cualquier cosa. A mi se me caia la baba de envidia pensando en tener una vida parecida. Con la tonteria de charlar con el al final me dejo unirme en años siguientes de ayudante (me llevaban con ellos, me daban de comer y me dejaban confraternizar con los expedicionarios en mi tiempo libre). Me hacia la ruta por la parte española ayudando a los catering, monitores,montar el campamento de boadilla o canal, ayudar a Telmo o lo que me mandaran. Lo hice varios años hasta que un motin por parte de los monitores me dejo fuera (llevaban muy mal que estuviera por la cara, aunque yo era un simple chico de los recados). En el fondo no tenia ni tienda, comia el ultimo, me subia al autobus que me acogiera. Hasta me dejaron tirado en un pueblo y si no llega ser por el cura duermo en un banco. Despues de ese palo ya no volvi, aunque yo solo lo hacia por ayudar y por volver a sentirme rutero. Me costaba dinero y vacaciones, pero poder sentirte rutero de nuevo no tenia precio.

Sí, en nuestro viaje nos estuvo acompañando casi toda la expedición, explicando muchos rollos. Recuerdo que en un seminario de biología marina estuvo con mi grupo en una zona de manglares y enseñándonos nidos de insectos y demás historias. Un lujo la verdad.

Recuerdo por unos amigos que fueron a verme a Santiago que vieron cómo se llevaba la grúa el coche de Miguel que estaba donde el hostal Reyes Católicos. No tuvieron mayor ocurrencia que sacarse fotos cuando estaba el pobre del Miguel detrás cuando ocurría la escenita

En mi año ya había gente de otros años a los que se permitía acompañarnos por España en las mismas condiciones que describes (con su propia equipación y así). De hecho entablé conversación varias veces con uno de ellos y no me parecía mal que estuviese con nosotros. La verdad es que entiendo perfectamente que lo hicieses aunque fuese un desagradado lo que cuentas.


#76 nmetalica

A parte del enchufismo clásico español hay otras variables: En mi barrio los chavales no podíamos ir a clase de inglés, tener profesor particular de guitarra o chelo, por no haber no había ni piscina para aprender a nadar, al llegar a casa muchos tenían que lidiar con familias desestructuradas, padres semi analfabetos, algunos alcoholicos, tiempo cero para ayudar a los hijos en los deberes, poca información para enterarse de esas cosas, vamos que aunque fueras una máquina, el del barrio pijo se enteraba, tenía tiempo, padres que podían y querían ayudar en esas cosas..

Está claro que en ese entorno hubiera sido difícil poder participar en igualdad de condiciones. En mi caso no tuve ayuda de nadie, creo que entonces tenían mis padres cuenta en Argentaria y fue más fácil enterarse. Yo soy de familia de currelas así que no estoy en ningún extremo.


#7 Pepetrueno

La tortilla de patatas y cebolla, ¿con o sin huevos de quetzal?

Con cebolla y sin huevos de quetzal. Si te digo que lo más raro que comí por allí era la papaya... Eso sí, a casi todo le echaban arroz y se echaba en falta el pan por allí (Panamá). Debí adelgazar entre 6 y 8 kilos y ya por la zona de España me zampaba hasta la mermelada de ciruela, que entonces (en casa) ni la comía ni de coña.


#21 ewok

¿Qué te parece que el año pasado hayan subido la edad a 18-19 años? ¿Y que bajasen el número de expedicionarios de 300 a 200? ¿Y que, de esos, 72 sean para concursantes iberoamericanos, 2 para discapacitados, 50 para los hijos de empleados del Grupo BBVA y los restantes 76 de las CCAA al concurso, como cuando tú fuiste?
becas.universia.es/beca/concurso-ruta-bbva-2015/236381

Supongo que la edad hace que la gente sea algo más madura y más responsable. Aparte que al ser ahora todos mayores de edad la organización se descargará de mucha más responsabilidad. En el año que fui todos teníamos entre 16 y 17 años, todavía estaba en 1º de bachiller y tenía menos preocupaciones como saber lo que iba a estudiar por ejemplo. Ahora todos son mayores de edad y con las carreras ya iniciadas por lo que ya te pilla con otras preocupaciones.

La reducción de expedicionarios me temo que se puede reducir a un tema económico principalmente y/o a un tema organizativo. Siempre es más "fácil" mover a 200 personas que a 300. La verdad que éramos bastante peña y nos mezclaban en los grupos. En mi grupo había gente de España, Portugal, Bolivia, Honduras, Colombia, Panamá... Aún con todo llegué a relacionarme con unas 100 personas.

Quizás la mayor diferencia está en la duración de la expedición. La de este año que va a México dura exactamente 1 mes (27 de junio - 27 de julio) y en la edición a la que fui duró 7 semanas y media (52 días).

De la página oficial:
El número de BECAS ofrecidas para la edición 2016 es de hasta 200 becas de las cuales hasta 148 corresponderán a los jóvenes de los países invitados a participar (Grupo 1), hasta 50 a los hijos de empleados del Grupo BBVA (Grupo 2) y hasta 2 a la Embajada de la Discapacidad (Grupo 3). Todas estas becas serán asignadas por riguroso orden de calificación de las pruebas según las categorías establecidas.

Al haber reducido a 200 participantes se reducen bastante las plazas disponibles para el común de los mortales y hay que batírselo más para poder ser seleccionado. Particularmente reservar HASTA 50 plazas (ojo al detalle) para hijos de empleados de BBVA quizás me parezca excesivo pero el patrocinio es lo que permite que se siga realizando regularmente.


#31 Summertime

¿Hicisteis algun tipo de preparacion fisica e intelectual antes del viaje ?
En cuanto a equipaje y eso ¿os dieron alguna lista de lo que podiais o no llevar?
¿Hubo deserciones durante el viaje ? ¿Que ocurria si algun chaval decia que pasaba de seguir que se queria volver a casa?
¿Os daban facilidades para comunicaros con vuestras casas ?

Intelectual ninguna. En teoría no hacía falta (tampoco hacían exámenes allí)

En cuanto a equipaje nos mandaron una carta con instrucciones para llevar. Muy parecido a lo que aparece en este enlace:
www.rutabbva.com/TLRQ/index.php?id=128&no_cache=1

Preparación física no recuerdo haber hecho y tampoco recuerdo si nos lo recomendaban. Aunque era una persona muy activa entonces y eso me ayudó a soportar mejor etapas de largas caminatas.

Deserciones no hubo. El que se quería marchar o la liara parda se le mandaba de vuelta y esos gastos de largarlo correrían de su cuenta.

Facilidades para comunicarnos no había. De hecho yo por España pude llevar un Alcatel-ladrillo de aquellos con antena extensible (que se lo devolví a mis padres antes de marchar a Panamá) pero por lo general no había manera a menos que te escaquearas en un momento y sin que te viesen a llamar desde una cabina telefónica.


#13 osmarco

Que tal con las infecciones y problemas medicos?

Antes de ir me tuve que vacunar de unas cuantas cosas. Unas 4 vacunas me llegué a poner. Creo que eran las vacunas de la fiebre amarilla, la antitetánica y para la Hepatitis A y B (creo). Me quedó el brazo como un colador

Por allí no tuve mucho problema médico. Alguna diarrea ya tuve cuando estábamos en la antigua aduana de Portobelo, en uno de esos momentos libres (estoy hablando de una hora máximo) me fui a una tienda de pueblo de esas a comprar un litro de leche y unos frosties que me los zampé casi en el acto. Eso sí, la mascletá en pleno julio no se hizo esperar

En Bocas del Toro, una isla del caribe panameño en la que estuvimos 5 días, me zampé por la noche (sin linterna y pensando que iba por el camino correcto) una alambrada de espino (no se veía una ballena con paperas a 2 metros). Aún tengo el recordatorio de semejante "hazaña" en la pierna.

También hicimos varios tramos del Camino de Santiago por el Norte (entre 130-150kms que hicimos). Los pies molidos (no recuerdo llegar a tener llagas) aunque aguanté bastante bien. Encima ni nos dieron La Compostela esa


#15 miratu

¿Cómo estaban organizados?¿Habian monitores asignados a los grupos? ¿Podiais contactar con frecuencia con la familia? Gracias por compartir tu experiencia

Éramos 15 grupos homogéneos: 10 grupos de chichas y 5 grupos de chicos. Entre 18-21 personas por grupo y tiendas de campaña para cada 3. Teníamos una mochila pequeña y otra grande extensible. Normalmente la grande nos la solían llevar en un vehículo de soporte. Había varias caminatas en las que además de la mochila pequeña teníamos que llevar la tienda de campaña y teníamos que turnárnosla entre los inquilinos para llevarla porque pesaba lo suyo. La coña era llegar a destino porque aquello era peor que en una terminal para recoger el equipaje. Cuando llegaba el camión con las mochilas todo el mundo buscando la suya teniendo en cuenta que todas las mochilas eran iguales. Yo llevé un pañuelo amarillo que colgaba por fuera para diferenciarla de las demás porque si no era un cuelgue.

Cada grupo tenía un monitor asignado y la verdad que eran unos tíos majísimos y muy comprensibles (tendrían entre 25-40 años como mucho). Alguna vez nos regañaban pero en mi caso sabía que si era así no era de forma gratuita. Ellos se lo pasaban tan bien como nosotros.

Cuando yo fui era raro tener teléfono móvil (y bueno, di que estando en una isla 5 días no ibas a cargar el móvil a una palmera, y eso descontando que hubiera cobertura). Por España sí vi a mis padres varias veces pero cuando fuimos a América no tuve noticias de ellos hasta que volvimos a Madrid.


#65 rafaojosverdes

El del bigote era campechano?

Pues bastante. Te enseñaba mogollón de historias "sin venir a cuento", no hacía falta que le preguntaras que te decía y comentaba curiosidades de su vida, cosas que sabía de la fauna y flora, etc. Me acuerdo que incluso el primer día que de presentación nos hizo una demostración de lanzamiento de jabalina al estilo vasco.


#33 Cornelius

Â2003. Dicen que fue la primera de las descafeinadas, que aventura 92 fueron las de verdad.

Para mi marco un antes y un despues, no por los lugares, si no compartir con 300 personas una experiencia asi. Ademas alli seas rico, pobre, pijo o pogre vas con la misma mierda encima que todo el mundo. Me acuerdo que la gente se apartaba a nuestro paso en el aeropuerto o en edificios.

No poder pegarte una ducha en 3 dias une a cualquiera jejejeje

La verdad que une mucho. En la nuestra se canceló el viaje a la isla de Coiba que debía ser un santuario de orcas, porque había una prisión en aquela isla y se habían escapado un par de presos (eso nos dijeron)

Da mucho que pensar. Solo con lo que llevas en una mochila tienes suficiente para pasar los días. En contraposición al materialismo imperante de hoy día


#30 Mister_Lala

Tengo un amigo madrileño que me contó que un colega suyo era hijo de un pez gordo de RTVE, y que les ofreció plazas a toda la pandilla de su hijo. Tiene 41 años, así que eso fue hace 25 años.

No sé cómo sería entonces. Ahora es un proceso del copón. Da pereza sólo leerlo. De hecho no le vendría mal un manual de instrucciones para leer las bases.

www.rutabbva.com/TLRQ/index.php?id=1014&no_cache=1


#42 SuperCoccus

¡Hola! Cuando era pequeña, una compi de instituto fue a la ruta allá por mediados de los 90 (no sé a qué país en concreto), y a la vuelta una de las cosa que nos contó era que sí, que muy cultural todo, pero que había cierto tufillo a racismo colonialista en cuanto al trato con personas del lugar. Siempre me cupo esa duda de si la compi estaba en lo cierto y toda la fama de multiculturalidad era de postín, o que de verdad Salcedo fue un defensor de la diversidad, y la niña esta una ida de chaveta

¿Cómo fue tu vivencia al respecto?

Yo racismo en la expedición no aprecié. Es verdad que muchas conferencias y efemérides tratan sobre el colonialismo de hace 500 años y es inevitable que salga a relucir pero de ahí a que hubiese entre nosotros yo puedo decir que no. Es más, aprendía muchas más costumbres/curiosidades de mis compañeros iberoamericanos que de los españoles como es obvio. El hecho de mezclarnos entre los grupos surtía su efecto.

Miguel de la Quadra-Salcedo era un entusiasta de Iberoamérica, de las costumbres locales y de la fauna y flora del lugar. Sí que es verdad que algunas charlas de tipo elitista por el hecho de haberno batido el cobre para llegar hasta ahí.


#59 Cornelius

Yo le ponia un 10. No es perfecta, pero las adversidades tienen su gracia.

Y si, aunque este todo organizado tu eres responsable de tus cosas, de tu tienda, de conseguir comida, tiempo para dormir, lavar. No parabas ni un segundo y yo siempre acababa agotado al final del dia.

Erasmus no he hecho, pero creo que tienen algo en comun. Conocer diferentes culturas y gente, vivir con poco y fuera de tu pais. Esto te abre la cabeza de una forma que no puedes entender hasta que lo vives. Cambian tus valores, tu empatia. En el fondo vuelves con un bagaje que te va marcar el resto de tu vida.

Muchos prejucios y miedos los generamos desde el absoluto desconocimiento. Yo no entiendo el racismo, pero despues de compartir vida con 300 personas de todas las razas, dificilmente podrias seguir siendolo, son todo personas, con infinitas similitudes y pocas diferencias (culturales por el sitio donde hayas nacido o criado). Te das cuenta de las comodidades que para ti son normales y para el resto del mundo pueden ser un lujo. Aprecias cosas como el agua y la suerte que tenemos de encontrarla saliendo de un grifo.

En el fondo reflexionas desde un punto de vista a mi parecer unico y delicioso.

#53 Otro 10 por supuesto.

A mí me ha aportado una riqueza y valor humano. La inmensidad del mundo con su cultura y sus gentes. Realmente cuando volví de la ruta me sentía que no me lo creía.

Un ejemplo chorra es que yo antes de la ruta no comía la mermelada de ciruela que sí comían mis padres (no me gustaba) y allí cuando nos la ponían para desayunar me la zampaba como si no hubiera un mañana (y hablo de cuando aún estábamos en España, antes de ir a América). Es una bobada de ejemplo pero te hace valorar hasta los pequeños detalles. Aún hoy cuando abro el grifo agradezco y valoro el hecho de poder disponer de agua cuando abro el grifo. Cuando vuelves valoras las cosas mucho más que antes: las comodidades, el acceso a servicios, etc. Aquello era como un viaje iniciatico y te enriquece como persona de una manera brutal.

Yo antes de ir no es que los tuviera (fui sin prejuicios y sin ideas preconcebidas) pero después de esa expedición sería imposible tenerlos. El intercambio cultural entre mis compañeros fue uno de las mejores tesoros con los que vine.


#37 Detritus_el_cizañero

[Usuario deshabilitado]

Creo que tuve suerte por el tema elegido y por hacer el apartado musical, que pienso iba a ser menos competido. No es lo mismo que para un tema propuesto de "Pablo Sarasate" (por poner un ejemplo) hagas una composición y toques con una armónica a que lo hagas con un violín. O que para un tema relacionado con Perú toques con una zambomba a hacerlo con una flauta de pan. Todo suma

Ahora hacen entrevistas y un montón de cosas más para evitar lo de tu prima y sea más equilibrada la selección


#22 juvenal

¿Era monitor un hijo de Juan José Lucas?

Sí que había un monitor que se apellidaba Lucas pero no te puedo asegurar este término. Tendría que echar mano del anuario y no lo tengo a mano


#61 Cornelius

Yo diferenciaria echufados de hijos del BBVA: Los hijos del señor XXXX no hacian ni un trabajo para ir.

Luego el cupo para hijos de BBVA (tenian que competir entre ellos, con la unica suerte de que el ratio plazas/participantes era mayor). Lo tienen mas facil, pero habia que trabajarlo.

Y luego los que nos pegabamos por uno de los 150 sitios entre 15.000.

Es una pena que no pudiesen hacerlo mas. Yo me siento un tipo con mucha suerte por haber podido participar. Siempre lo vi como un golpe de Karma (que no hacia mas que joderme por otros lados)

Para haceros una idea del trabajo yo hice:

Un cofre a modo de caja, envejecido y sellado como si se hubiera enviado desde las indias. Una carta al rey felipe II explicandole el problema de la pirateria y la situacion en la española. La carta tuve que inverntarme una forma de hacer pergaminos a base de cafe, papel, secandolo al fuego y luego escribiendo con caligrafia antigua. Un cuadro de un indigena pintado al oleo, un mapa con pequeñas figuras reproduciendo las rutas maritimas mas comunes y una partitura para saxofon reproduciendo los sonidos de una isla.

Me ayudaron principalmente mi vecina (documentacion, llevarme en coche a la biblioteca de america), mi profesor de saxofon (ayudarme a componer la partitura) y su mujer repasar el cuadro.

Yo también me siento afortunado de haber podido ir. A mí el karma me debía unas cuantas

De todas formas vaya currazo de trabajo. Ahora ya no se podrían realizar semejantes despliegues. Son mucho más estrictos desde hace unos años con la forma de presentación.


#68 Cornelius

Normal. Mi trabajo fue musical. Lo otro lo meti como anexos, sabiendo que los valorarian. Mi madre consiguio hablar con exruteros para preguntarles que habian hecho y todos me dieron ese consejo. Haz un trabajo de cada tipo y luego lo presentas por la rama que mas fuerte vayas. En mi caso opte por la musica porque habria menos trabajos y seria mas facil destacar.

El mío también era musical y metí anexos por iniciativa propia (menos mal) y sin saber que se podía y sin consejo de nadie más (tampoco había norma que lo impidiese). Lo grabé en un estudio. Le metí la partitura, una historia personal, un escrito sobre el tema en cuestión, el análisis musical de la composición y fotos relacionadas. Yo llegué a esa conclusión de menos competencia (y menos coñazo) y creo que incluso puse en el anexo que no me apetecía nada hacer el escrito y por eso hice el musical (también me apetecía y me motivaba más)


#53 cerilet

Sólo con leer su nombre me entra una melancolía que hacía años no sentía. Una de esas grandes cosas en la vida que sabes que se te han escapado y que te hubieran aportado tantísimo que casi es mejor no pensar en ello y ponerte a otra cosa, porque cuanto más lees, más te das cuenta de lo que te perdiste por no ir a una de ellas.

Bueno, una vez pasado el momento abuelete , yo soy de los que piensa que este tipo de experiencias deberían ser obligatorias en el currículo escolar. Yo tuve la suerte de pillar una beca Erasmus (o beca Orgasmus como también se le conoce ) y fue una experiencia inolvidable, de esas que te marcan para toda la vida. Te enseñan tantas cosas que debería ser mandatorio tener una experiencia en otro país para todos los jóvenes. Aunque no para todos pasa igual, ni todos tienen las mismas vivencias, una cosa es bien cierta: la persona que se va no es la misma que la que vuelve.

No se si tú tendrás la misma sensación con lo de la ruta Quetzal, ya que un mes y medio da para desconectar de la rutina y salir de ese pequeño mundo en el que vives y abrirte los ojos a la inmensidad de otras culturas y otras gentes.

¿Que te ha aportado a tí en particular? Aunque aquí todo el viaje está organizado y no te tienes que preocupar por nada (en el Erasmus eres tú quien se tiene que sacar las castañas del fuego), ¿crees que es una experiencia similar a la de hacer un Erasmus? ¿En una escala de 1 a 10, cuánto la recomendarías?

#53 Otro 10 por supuesto.

A mí me ha aportado una riqueza y valor humano. La inmensidad del mundo con su cultura y sus gentes. Realmente cuando volví de la ruta me sentía que no me lo creía.

Un ejemplo chorra es que yo antes de la ruta no comía la mermelada de ciruela que sí comían mis padres (no me gustaba) y allí cuando nos la ponían para desayunar me la zampaba como si no hubiera un mañana (y hablo de cuando aún estábamos en España, antes de ir a América). Es una bobada de ejemplo pero te hace valorar hasta los pequeños detalles. Aún hoy cuando abro el grifo agradezco y valoro el hecho de poder disponer de agua cuando abro el grifo. Cuando vuelves valoras las cosas mucho más que antes: las comodidades, el acceso a servicios, etc. Aquello era como un viaje iniciatico y te enriquece como persona de una manera brutal.

Yo antes de ir no es que los tuviera (fui sin prejuicios y sin ideas preconcebidas) pero después de esa expedición sería imposible tenerlos. El intercambio cultural entre mis compañeros fue uno de las mejores tesoros con los que vine.


#72 marihuanO

No creo que nadie lo haya preguntado aún, así que allá voy, ¿follabáis más que Úrsula Corberó de fin de semana con sus colegas de Física y Química, o todo el viaje a pajas?

Goto #5


#86 Vermelnardo

¿Cómo era Miguel de la Quadra-Salcedo en persona, detrás de las cámaras?

Igual que delante de las cámaras. Un personaje amable y entrañable. Además se le notaba en su salsa cuando compartía sus experiencias con los demás, se juntaba con nosotros y era uno más en la expedición. Muchas veces veía algo, nos decía que nos acercásemos a los que estábamos cerca y sacaba a relucir todo su conocimiento. Creo que estar rodeado de gente joven le hacía rejuvenecer. No cabe duda que vivió como quería y disfrutaba con todo lo que hacía.

Algunas anécdotas o curiosidades que recuerdo:

- Por la zona de Panamá nos desplazábamos en el típico School Bus amarillo de América, lo que venía siendo una guagua. Tenía su gracia la verdad aunque con las mochilas que llevábamos y lo pequeño que eran los vehículos (para infantiles) apenas se podía pasar por el pasillo.

- Dedicamos un día a cruzar el canal de Panamá en un barco de recreo que, si mal no recuerdo, costaba 40 millones de pesetas el "peaje" (el precio va según el peso de la embarcación).

- Recuerdo al monitor de biología marina coger y mostrarnos un pez globo en una zona de corales de fuego (quemaban al tacto). En ese viaje quien tuviese miedo de los insectos lo iba a pasar mal. Recuerdo hormigas enormes, libélulas que parecían helicópteros, arañas verdes con motas amarillas, arañas lobo, etc. Me acuerdo de uno de los profes de un seminario que nos llevó en la isla por la selva buscando huevos de rana autóctona y nos indicaba el sonido que hacían y cuál era.

- Recuerdo a un chaval cuando estuvimos en la antigua aduana de Portobelo regatear a uno del pueblo por una talla en madera del escudo mexicano (el águila con la serpiente) currado de cojones que se lo vendía por 30$ y aún así quería bajarle más. No lo llegó a pillar y me acuerdo el último día en Ciudad de Panamá ver tallas similares pero mucho menos curradas 5 veces más caras

- En una especie de chiringuito que estuvimos un rato había que tener cuidado con lo que te cobraban por una cocacola (que entonces eran de cristal y de 35 cc). Tan pronto valían 25centavos, 40 centavos o 1 dólar.

- En la recepción del pardo le estreché la mano al Juancar pero a la reina Sofía no pude. Creo que me quedé pensando cómo tenía que hacer: que si reverencia, "bezito" en la mano, que si milady parriba y pabajo. Total que al final patatas y se me pasó el arroz . Me pasó lo que a este www.youtube.com/watch?v=I1e6Oa4Sbrg

- Solíamos llevar unas gorras con tapeta pero cuadró en una conferencia en el paseo marítimo de Panamá no la llevábamos casi nadie. Era mediodía y no había más sombra que la nuestra. Al cabo de un rato hubo que parar la charla porque a 15 personas les dio una pájara del copón.

- Había ciertas cosas (muy pocas realmente) que sólo las hacían unos cuantos. O bien por falta de tiempo, de espacio o para grabar algo concreto. Por ejemplo, creo que sólo un grupo fue hasta Solan de Cabras mientras los demás enfilábamos hacia Soria. Alguna cosa suelta pero nada del otro jueves.

- No entrábamos todos en el avión de Spanair y varios expedicionarios tuvieron que tomar vuelos alternativos (creo que haciendo escala en Miami).

- El primer día que llegamos a la Isla Colón no pudimos cenar porque se estropeó el camión que nos traía la cena, creo que una rueda pinchada. Otros fueron a la mili, yo ese día me fui sin cenar

- Recuerdo que en una zona de bungalows que pasamos la noche que, literalmente, teníamos unos 15 segundos de reloj para ducharnos los 20 del grupo antes de la cena. Eso es ducharse rápido y lo demás son tonterías

- Un recuerdo inolvidable fue dormir al aire libre en el Fuerte de San Lorenzo. Noche estrellada y un marco incomparable. También durmió Miguel con nosotros. Recuerdo que había una conferencia sobre Colombia y no pude evitar quedarme frito con los ojos abiertos.

Si recuerdo alguna más la escribo.

He indicado más anécdotas en el comentario número 20