Hola, soy Mamen Jiménez, psicóloga, sexóloga y terapeuta de pareja. Pregúntame

Enviado por MamenPsicologa el 26 de julio de 2019

Mamen Jiménez, psicóloga, sexóloga y terapeuta de pareja, es autora de tres libros (Lunwerg Planeta y Editoral Minis), divulgadora y colaboradora habitual en publicaciones de crianza y tendencias, donde escribe de niños... y no tan niños, de sexo y relaciones, e imparte talleres y charlas por todo el territorio nacional.

Martes 30 de julio a partir de las 10.30 de la mañana.



#16 CerealGuy

Desde que la moda del feminismo se alojó en nuestro país, muchos psicólogos se han convertido en expertos en género (eufemismo de experto en feminismo). Realmente, los estudios de género como tal no existen, si acaso son estudios (feministas) de la mujer. Prueba de ello es la reconocida escasez de estudios acerca del sexismo que sufren los hombres. Además, desde el feminismo se abordan los problemas de los hombres en tanto que relacionados con una lógica patriarcal concreta.

Resulta llamativo que la Psicología no haya alterado su práctica para explicar problemas derivados del capitalismo. No hay un solo término en Psicología clínica que describa un fenómeno asociado exclusivamente al capitalismo, pero ya tenemos términos en Psicología clínica que requieren la comprensión del patriarcado, como la Masculinidad Tóxica. Tampoco se habla de Globalización en Psicología clínica, ni de otros pilares importantes de la sociedad actual. Para mí es claramente un síntoma de politización de la práctica clínica, a favor del movimiento feminista.

Desde la psicología se ha buscado tradicionalmemte combatir el sexismo tal como se presenta, centrándose en la realidad inmediata del individuo tal como él lo percibe, y sin tener en cuenta una narrativa concreta a la hora de contextualizar el fenómeno del sexismo, algo que sería una competencia más bien de la sociología y que añade mucho ruido e incertidumbre en la práctica clínica.

Sin embargo desde la perspectiva feminista (de género) se insiste en ubicar teóricamente el sexismo dentro del sistema patriarcal, lo que genera un abordaje distinto del sexismo en función del género del sujeto: las ideas sexistas que los hombres poseen sobre sí mismos pueden derivar en Masculinidad Tóxica (aquella preocupada por ser dominante), pero no se habla de Feminidad Tóxica, que siguiendo el relato, sería aquella preocupada por ser sumisa.

Es la primera vez que la psicología describe fenómenos psicológicos exclusivos en función del género.

Hasta ahora, la Psicología ha cosechado muchos éxitos trabajando con la historia, los valores y la percepción únicos de cada individuo, sin tratar de prejuzgar la realidad del individuo. A mi personalmente me preocupa que la psicología se esfuerce en ajustarse a una determinada narrativa sociológica, puesto que la exploración psicológica se ve afectada ineludiblemente.

Me dirijo a ti porque siempre me ha parecido que los sexólogos son de los profesionales que menos se amilanan ante el sexismo de cualquier clase, pero también es de los campos más susceptibles de aplicar perspectiva de género. ¿Percibes cambios en el entorno profesional derivados de la creciente popularidad del feminismo?, ¿crees que es necesario aplicar perspectiva (feminista) de género en los campos de la sexología y la terapia de pareja?

Muchas gracias por tu tiempo.

¡Hola! Me parece muy interesante tu cuestión, de verdad, pero, y espero que me perdones, me parece un tema tan complejo, con tantos matices, que no me sentiría cómoda abordándolo en unas pocas líneas, sin voz, sin contexto, y sin posibilidad de diálogo real o réplica. ¡Gracias por dejar tu pregunta!


#10 Karusso

Bienvenida Mamen.
Llevo más de 12 años en una relación estable y satisfactoria, salvo por el hecho de que hay determinadas fantasías sexuales que no he cumplido y con mi pareja actual parece que no voy a poder cumplir, como es el hacer un trío con otra mujer. Hace ya muchos años de la primera vez que se lo pedí y, cada cierto tiempo, se lo dejo caer, pero mi pareja no está de acuerdo.

¿Debo dejar de insistir y vivir con esa frustración el resto de mi vida? Me explico: ante lo corta y fútil que es la vida, morir sin haber exprimido una parte tan satisfactoria como es la sexualidad me produce frustración, y no sé si debo renunciar a ello por el bien de la relación o si debo seguir insistiendo.

Le he propuesto cumplir una fantasía suya, sea cual sea, a cambio de la mía, pero tampoco ha funcionado. A veces me planteo si debería cumplir dicha fantasía por mi propia cuenta, si debería dejar de insistir, si debería seguir insistiendo o buscar otra forma... No sé cómo debo afrontar este problema. Romper una relación en la que he invertido tanto por no poder cumplir una fantasía me parece ridículo, pero el renunciar a probar algo que no debería causar perjuicio alguno a nadie también me lo parece. ¿Algún consejo?

¡Hola!

Nadie mejor que tú para saber si es algo con lo que puedes vivir o algo que vas a lamentar. Ahora bien, ten en cuenta que a menudo idealizamos lo que no tenemos y queremos, que le otorgamos beneficios y placeres prometidos que no necesariamente serán realidad.

Cuando hay algo que creemos que ha de ser satisfecho, y no lo es, nos sentimos frustrados, pero no siempre es porque eso fuera una necesidad, sino porque nos hemos convencido de que lo es, porque a base de pensar en ello hemos comprado la idea de necesidad. Y claro, no tener lo que “por derecho” o “por salud” deberíamos... escuece.

Con esto no estoy criminalizando las fantasías sexuales de nadie, faltaría más, ¡con lo sanas que son! Lo que pretendo es favorecer la reflexión, que siempre viene bien.

No existe la relación perfecta, en el sentido de que per se cubra todas nuestras necesidades y apetencias. Pedir eso es injusto a todas luces y seguro nos lleva a sentirnos defraudados. La relación perfecta es aquella en la que, juntos, capeamos el temporal, nos reímos de él y disfrutamos de los días soleados (que, cuando uno se lo curra, son bastantes).

Piensa en tu relación, ¿es solo esto lo que te “falta” o hay alguna cosita más que podría mejorarse o que necesites que se cambie? ¿Qué es lo que esperabas de esta relación? ¿Se ha cumplido? Quizá sea un buen momento para hacerle una puesta a punto... o para plantearse cambios. Suerte.


#19 Nylo

¿Su nombre "Mamen" es real o es un alias artístico debido a su profesión como sexóloga?

Jajajaja Mi nombre se debe a algo cero erótico: mi hermano menor, cuando era muy pequeño, no sabía decir Maricarmen, y en su balbuceo apareció este “Mamen”. He de decir que se lo agradezco en el alma porque me ha dado mucho juego y risas en la vida, y eso siempre está bien.


#11 Protogenes

Buenos días, Bienvenida.

La inapetencia sexual prolongada (no apetecer, dar pereza), aunque luego cuando se haga no sea desagradable, ¿Puede estar provocada única y exclusivamente por factores del entorno negativos (ansiedad, preocupaciones, cansancio), o siempre tienen un porcentaje o factor de rechazo (quizá inconsciente) a la propia pareja?

Añado los datos de que no hay terceras personas, ni fantasías externas a la pareja, ni adicción al porno o sucedáneos del sexo. Es inapetencia en todos los niveles.

¡Hola!

Cuando hablamos de bajo deseo sexual debemos diferenciar entre: si se trata de algo general o contextual, es decir, si no hay deseo en general, en la vida, o si solo te pasa con tu pareja. Y por otro lado determinar si es algo que sucede desde el inicio de tu vida sexual o desde un momento dado de tu historia. Hay matices si se trata de uno u otro caso (y sus combinaciones), pero así en general, por resumir, lo recomendable es empezar con un reconocimiento médico para que tengamos claro que no hay nada a nivel fisiológico que esté detrás de este bajo deseo.

Si se descarta esto tendremos claro que se trata de algo psicológico, de manera que se puede trabajar a este nivel. En los casos de bajo deseo sexual de origen no fisiológico suelen ser varios factores los que mantienen la situación: determinados desacuerdos en la pareja (no necesariamente mala relación, es más sutil, se puede estar satisfecho pero en el fondo desear determinados cambios, o añorar algunas cosas), una vida sexual no satisfactoria (no necesariamente mala, pero no suficientemente atractiva como para generar deseo de más), ideas y concepciones negativas acerca de la sexualidad (por ejemplo pensar que con una pareja hay cosas que no se pueden hacer, por respeto -esto es algo que escucho a menudo en estos casos-), etc.

A menudo veo chicos en este caso que no quieren trabajarlo porque no lo echan de menos, al menos no de entrada, pero que vienen a consulta por su pareja. Y digo de entrada porque en realidad cuando hablas con ellos sí que recuerdan que el sexo les gustaba...

Si es tu caso, si quieres que vuelva el deseo, te animo a que lo trabajes: se puede (el deseo no se muere... se va de parranda, pero puede volver), y el sexo sienta muy bien (en general y a la pareja en particular).

Muchas gracias por dejar tu pregunta. Espero haber sido de ayuda.


#2 QueremosMonorrail

Bienvenida Mamen. ¿Qué consejo le darías a una persona como @JavierB, que todo el tiempo que no está haciendo chistes en Menéame se lo pasa masturbándose? ¿Crees que es un problema?

El humor y el amor (por uno mismo, en este caso) son dos cosas maravillosas en las que invertir el tiempo. Ole.


#7 Limoi

Buenos días, Mamen ¿Algún consejo para padres con niños pequeños (1 año y medio y 4 años? En cuanto a cómo mantener una relación sana, pese al agotamiento que supone y la dificultad de encontrar momentos de intimidad. Un saludo

¡Hola!

La paternidad puede ser una época complicadita, sí, pero no es misión imposible (lo juro).

Lo primero es tener claro que es una prioridad, que necesitamos estar bien tanto a nivel individual como de pareja, y que esto pasa, necesariamente, por dedicarnos tiempo. Si lo vamos relegando, si nos vamos relegando, al final la relación se resiente. Y sí, sé que tiempo no es precisamente lo que tenemos los padres, pero... En realidad el modo supervivencia de padres no requiere de tanto tiempo (lo tengo medido y comprobado con las parejas que vienen a consulta y a mis talleres): unos 20 minutos al día (más si es posible, claro), siempre un beso cuando salimos y llegamos a casa, contarnos el día (para tener temas de conversación que no sean solo los niños o las tareas de casa, que son poco erótico-festivos), hacer planes juntos (para ahora, para esa escapada de una tarde o para cuando podáis iros un finde entero solos -maravilla, lágrimas en los ojos-, son algunas cosas que ayudan a dar vidilla, a mantenernos en forma.

Pero además necesitamos un ratito a la semana más largo en el que ser novios, no papá y mamá. Una cita, vamos. Dos horitas como mínimo. Ésta, además de ser un rato estupendo en sí mismo, nos despeja del día a día y nos da material para hablar de cosas guays entre semana.

Es verdad que en lo puramente logístico se nos pone la cosa un poco más difícil, pero es importante encontrar este momento, estos momentos. Abuelos, amigos, una persona de confianza... hay opciones. Y si no, cuando de verdad no haya más opción, hacer algo especial cuando los peques se duerman. La cuestión es que los dos vayáis de la mano buscando esos huecos, creándolos.

Cuando somos padres necesitamos echarle creatividad e imaginación a cascoporro. Por ejemplo, si las noches aún os dan reparo (dejarles una noche entera con alguien, digo), podéis dejar a los peques con los abuelos a media mañana y volver a media tarde (son unas buenas horas ricas las que sacáis de aquí).

Reíros juntos, ponéos pillines cuando nadie os vea, aunque sean tres segundos, y recordad que dos horas de sexo son estupendas, pero no siempre hay tiempo para eso, así que vivan los polvetes rápidos, que dan mucha vidilla.

¡Ánimo!


#9 almoss

Hola,

¿Cuál crees que es la edad adecuada para empezar a hablar de sexualidad con los hijos?

¿Cómo ves el tema en la juventud actual? ¿Son más conscientes a la hora de tomar precauciones por las ETS?

¡Hola!

La pregunta en realidad, si me permites la corrección (es con fines didácticos y mucho primor), debería ser cuándo es el momento para afrontar la educación afectivo-sexual de nuestros hijos. Y la respuesta es: desde el minuto uno de su vida.

¿Por qué te he cambiado la pregunta? Porque afecto y sexualidad son desarrollos que se producen de la mano: los seres humanos somos seres sexuados desde que nacemos. Y ojo, que hablo de seres sexuados, de sexualidad... no de erótica, que eso sí que es terreno puramente del adulto.

Desde que son bebés ya les abrazamos, les besamos, les mostramos nuestro afecto y con ello les estamos enseñando qué conductas son aceptables y deseables en nuestra familia, en nuestra sociedad y nuestra cultura. Por tanto tiene sentido, es necesario, que seamos conscientes de lo que hacemos, porque esto ya es educación afectivo-sexual.

De la misma manera que hacemos esto debemos explicarles, desde pequeñitos, que su cuerpo es suyo, que nadie debe tocarles (solemos usar la zona que les tapa el bañador para delimitarles qué partes de su cuerpo son especialmente “privadas” e intocables).

También debemos acompañarles cuando les veamos, por ejemplo, tocarse (porque sí, se tocan, desde muy pequeños, y es normal) sin reírnos ni censurarles... Esto forma parte de su conducta de exploración para conocerse y conocer el mundo que les rodea. Y es sano. Ahora, al mismo tiempo podemos ir trabajando conceptos como la privacidad, la intimidad (hay cosas que es mejor hacer en casa, que no se hacen en la calle o en el súper)... Por su correcto desarrollo, su autoestima, su autoimagen, y para evitar, en la medida de lo posible, que sufran abusos.

Y siempre adecuar nuestro lenguaje a ellos, a su momento, que los padres conocemos perfectamente.

Lo importante, recalco, es recordar que lo erótico ya es adulto, de manera que es terreno no esperable y no deseable para los peques. Eso llegará cuando sean adolescentes y entonces nuestra labor de educación seguirá su curso, con ellos, a su ritmo.

Y claro, todo esto no se puede producir en una charla de un día, es un camino.

¡Muchas gracias por haber dejado tu pregunta!


#4 Kobalt_30

Bienvenida Mamem. Me gustaría saber lo siguiente ¿ Es posible salvar una relación de pareja donde a uno de los miembros le gusta la tortilla española con cebolla y al otro sin cebolla ?.
¿ Hay solución posible o está abocada al fracaso?

Un saludo y gracias.

¡Hola! Este es uno de los motivos de consulta más frecuentes.

Se puede, con esfuerzo por ambas partes, claro. Un desacuerdo de este tipo produce fricciones (y no de las buenas, de las que dan gustito) que, si no manejamos bien, puede acabar rompiendo la relación como se rompe una tortilla hecha malamente (tratrá).

En las relaciones de pareja debemos llegar a acuerdos, ceder en ciertas cosas y plantarnos en aquellas que sean claramente líneas rojas, pero siempre negociar. Esto no va de ganar una guerra y que el domingo en casa de tu cuñado la tortilla sea con cebolla a costa de tu relación. Esto es más una win win situation: "Qué bonico que hoy has hecho la tortilla sin cebolla, XXX (introducir aquí el nombre de tu churri), si quieres esta noche eliges tú lo que vemos en la tele". La siguiente vez seguramente será con cebolla, pero dará igual en realidad, porque lo dos estáis estupendos de la vida. Y ya está.


#23 rusadir

Hola Mamen, gracias por participar. Aunque tal vez el meneante medio no comprenda bien el significado, tengo una pregunta.

¿Qué hay de verdad en el refrán "los mejores polvos de soltero y las mejores pajas de casado?

Es para un amigo.

¡Hola! No hay más verdad que ser un chascarrillo manido que forma parte de un modelo sexual obsoleto que solo conduce a frustración, malestar y en muchos casos a disfunciones sexuales. Y por otro lado una pena, porque se pueden tener las dos cosas antes y después de casarse, o sin casarse: la vida es maravillosa si uno tiene claro lo que quiere y trabaja para tenerlo (a solas o en compañía). Ánimo a tu amigo


#3 themarquesito

Dejo hecha la pregunta de rigor:
La tortilla ¿con cebolla o sin cebolla?

Evidentemente con cebolla, que es como se hace la tortilla DE VERDAD. Respeto otras opciones, pero muy poco.


#13 Maestro_Blaster

Hola Mamen ¿Que orientación tienes como psicóloga y sexologa?

Y otra pregunta:

¿esto no es spam del bueno?

¡Hola! Todo aquello que tenga evidencia científica, así que paradigma cognitivo-conductual, of course.

PD: el único spam bueno es el de los Monty Python www.youtube.com/watch?v=zLih-WQwBSc&t=3s


#65 pchevriere

Hola Mamen,

Gracias por asumir este reto.
¿Como abordas la competitividad que surge en la pareja cuando nacen o vienen los niños? ¿Es algo nuevo?

Muchos de nuestros padres simplemente pasaban de nosotros cuando éramos pequeños y entendían que nuestra educación era cosa de nuestras madres. Pero actualmente, los que deseamos participar activamente en la crianza, juego y educación de los niños nos encontramos con ciertos límites que, para mi, fueron sorprendentes en su momento. Con el paso del tiempo, me he dado cuenta que, por algo que empezó para no restarle importancia ni protagonismo al papel que juega la madre, he dejado de participar tan activamente y he volcado mayor atención en mi trabajo. Esta tendencia, aunque supongo que en menor medida, a la larga se traduce en un modelo de padre semejante al mio.

¿Pudo ocurrirle lo mismo a él?
¿Podemos los hombres que lo deseamos revertir esto? ¿O en este sentido somos nosotros los que tenemos un techo de cristal?

¡Hola!

La maternidad y la paternidad han cambiado, porque la sociedad ha cambiado, el mundo laboral ha cambiado... Todo ha cambiado. El ajuste de roles tanto a nivel social como personal no es tarea fácil en general, y en el caso de la paternidad y maternidad en particular porque supone un cambio hacia una zona nunca antes transitada.

Precisamente por lo complicado que es, los dos miembros de la pareja han de apoyarse y trazar, juntos, un plan, llegar a acuerdos en los que ambas partes queden satisfechas... como equipo. Esto es lo más importante: más que dos individualidades toca hacer equipo, es la mejor manera que de estemos bien tanto a nivel de pareja como personal y como padres. Esto pasa por tener una buena comunicación, por negociar, por, insisto, ser equipo.

Gracias por dejar tu reflexión y pregunta.


#53 Plasnisk_Llealldrou

Estoy pensando compra un cerdo vietnamita y quisiera su opinión.
Gracias de antemano

¿Qué hay de malo en adoptar un perrete? Si te mola seguir a Clooney, cómprate el café en cápsulas que anuncia, pero deja a los pobres cerdos tranquilos. A no ser, ojo, que vivas en un pazo o en un cortijo, en cuyo caso, mi enhorabuena al cerdo, que va a vivir mejor que muchos. Aquí Clooney, que siempre da alegría de vivir: www.google.com/url?sa=i&source=images&cd=&ved=2ahUKEwjym9K

Espero haberte sido de ayuda


#97 Darknaranja

Hola, Mamen. Me gustaría preguntarte acerca de tu experiencia clínica con la pornografía:
¿Te has encontrado problemas de pareja derivados de un uso excesivo de la pornografía por parte de algún miembro (pérdida de la atracción, disfunción eréctil, etc.)?
¿Cómo crees que influye la pornografía actual (accesible desde cualquier parte con acceso a Internet) en las expectativas sexuales de los jóvenes adultos y al desarrollo sexual de las nuevas generaciones?

Un saludo.

¡Hola!

En mi experiencia en consulta nos encontramos con casos en los que su consumo sin control ha llevado a gastar grandes cantidades de dinero (lo cual no es un problema per se del porno, todo sea dicho), a causar problemas sexuales (personas que solo logran excitarse vía porno, por ejemplo), o, y ya hilo con el tema de los jóvenes, porque muchos lo han tomado como una escuela de educación sexual (lo que les puede llevar, por ejemplo, a considerar que han de tener una erección eterna y durar horas, llueva o truene, y eso puede derivar en problemas de erección o de eyaculación). Sin embargo no se trata de demonizar la pornografía, porque hay porno de calidad y hay quien lo disfruta sin más problema entendiendo que es una industria, un producto audiovisual, de la misma manera que disfruta viendo pasarlas canutas en navidad a John McClane. Es algo complejo que demanda una buena educación sexual, para empezar.

¡Gracias por dejarme tu pregunta!


#21 fpove

Hasta su nombre son tareas que manda .

jajaja Economía lingüística: 2 en 1. Nah, en realidad no es imperativo.


#52 Leuwen

Hola Mamen. Te pido disculpas por los comentarios de muy baja calidad que te vas a encontrar en este meneo, y me gustaría preguntarte : ¿cuando le cuentas tu profesión a la gente corriente, las personas reaccionan de forma inmadura y haciendo gracietas? ¿Por qué crees que la única mención de la palabra sexo (o de otras palabras relacionadas con la sexualidad) provoca risas aún a día de hoy?

Si me lo permites, me gustaría también hacerte preguntas sobre otro tema (que es el que quería tocar originalmente). Dices que trabajas con padres e hijos y sobre las tendencias, y eso me parece muy interesante. ¿Qué cambios de actitud (en general, pero también respecto a la sexualidad) has visto en los adolescentes de hoy en día comparados con los adolescentes de, digamos, hace veinte años? ¿Cuál esperas que sea la evolución de aquí a unos años?

Muchas gracias.

¡Hola! No hay problema alguno Hay quien hace gracietas, a quien le entra la risa, quien se pone muy serio o quien rápidamente me hace una consulta... “para un amigo”. Pero te diré que esto me pasaba más hace años, ahora impone en general más la faceta de psicóloga que la de sexóloga, pero pocas veces (salvo cuando participo en un Pregúntame de menéname, jajaja).

En cuanto a los adolescentes (hace veinte años es que yo misma era una adolescente, jejeje), en general los cambios más grandes en torno a la sexualidad giran en torno al modelo sexual que han adoptado o a la normalización y aceptación de conductas sexuales provenientes del porno.

El acceso cada vez más temprano a este tipo de productos, en edades en las que el nivel de desarrollo no permite contextuar ni entender realmente qué están viendo, les lleva a sitios complicados. Hoy en día, por ejemplo, nos encontramos con chicos de 18 años con bajo deseo sexual porque, según sus palabras, “ya han probado todo”. Hace falta una buena educación sexual, tanto en casa como en los centros educativos.

¡Muchas gracias por dejar tu pregunta!


#128 Uda

Hola. Quisiera saber si la gente que acude a tus consultas miente y fantasea mucho en vez de decir la verdad por miedo, vergüenza, etc?? Gracias.

¡Hola! Sí, claro, hay quien de entrada no te cuenta todo, o te cuenta una versión “con corte del director”, pero es una barrera que se rompe rápido. Es normal, hablar de aspectos tan íntimos con una total desconocida no es fácil... ni decir en voz alta determinadas cosas (los seres humanos no siempre nos reconocemos lo que pensamos, nos lo escondemos porque cuesta afrontarlo). Pero lo dicho, al final cuentan lo que tienen que contar, lo que necesitamos para trabajar.

¡Gracias por dejar tu pregunta!


#93 iñakiss

Buenos días mamen, te pongo en situación... tengo 41 años, una niña de 7 en custodia compartida, he pasado 2 relaciones largas de 8 años desde los 20 que fue mi primera novia con la cual al año ya vivimos juntos siendo la siguiente relación una muy tormentosa, y casi seguida (una persona con mucho trabajo conductual)...ando inmerso en otra en la que llevo un par de años la cual siempre le expuse que no quería, ni podía, tenernos una relación seria de entrega total... todo eso lo ha capeado bien no dándole importancia...y ya dos años. En el periodo de entreguerras unas cuantas relaciones estables de poco tiempo de duración porque no nos lo tomamos muy en serio. A tiempo pasado todo lo recuerdo como algo mejor.

Creo que soy muy enamoradizo pero me pasa que al cabo del tiempo me desazona, me hace quitarme energía, hace que las relaciones de pensar “para toda la vida” me sienten como una desprotección hacia mi integridad, odio entregarme, me incomoda, incluso que se sea muy buena conmigo hace que me incomode aun más...supongo que me he vuelto un egoísta o simplemente un capullo. Creo que esto último pero en mi cabeza creo encontrar el sentido por la liberación que sentí al liberarme de la relación tormentosa en la cual tuve mi mayor tesoro en mi vida, mi hija.

Es algo normal esto? Me machaco mucho pensando que no pienso coherentemente, que soy un egoísta, que voy contra corriente, que conforme avance hago más grande la pelota, que que que ...me vuelve loco tanto pensar y aprendí a estar tranquilo con mi vida y disfrutar de la
Dualidad de cuando tengo a mi hija y cuando estoy solo. Pero la persona más correcta que he conocido es la que llevo dos años, es madre tb, por lo que respeta mis momentos de padre y tiene un amor incondicional hacia mi, me capea con maestría y cariño cada vez que estoy frustrado...ni que decir tiene que no he sido ni pienso ser infiel mientras que este con alguien, oportunidades he tenido varias y precisamente me atraían un monton, no es por presumir, pero, sinceramente, a la hora de la verdad ha sido tal el
Miedo o la
Sensación al tener la visión de a lo que me llevaba que tomaba una decisión de escaparme a casa...una infidelidad sería la
Peor de mis pesadillas, el tener que esconder algo cuando ya todos estamos pasados de vueltas ya, pero si que me pasa que me atrae muchas personas con diferentes atributos a mi pareja. El tema de las relaciones es lo más complicado de mi día a día, y para una persona que vive de su cabeza (tengo una empresa) es algo muy contradictorio, que sea tan hábil para unas cosas y tan distorsionado para tener pareja.

Soy muy maquiavélico, justificó el dejarlo cuando tenemos un pequeño problema por el hecho que, bueno, al menos dejo de pensar tanto que esto tarde o temprano se jodera a pesar de quererla tanto, sólo que mi pareja trata de buscar solucion siempre...cualquier persona de mi entorno no puede creerse que en una relacion así no lo de todo y me encuentro con la no aceptación de mi realidad.

Es algo normal que esto me pase? Es la persona o soy yo? Es la situación de hastío de entregarme a otras personas? La desconfianza de que tiene todo fecha de que a partir de un tiempo todo va a peor? La insatisfacción de pensar que no tengo el futuro por escribir...? Un poco de todo?

Me desgasto mucho pensando sin llegar a ninguna conclusión, que trabajo me recomiendas para tomar mejores decisiones escuchándome
A mí mismo ?

¡Hola!

Es imposible, y poco recomendable, de hecho, darte un consejo que te sirva y que tenga sentido ante algo tan complejo y en un medio como este. Lo que sí puedo decirte es que si te hace sentir mal, si te quita tiempo y añade preocupaciones, si no tienes claro cómo manejarlo y te está llevando a cuestionarte cosas sobre ti mismo, lo mejor que puedes hacer es acudir a un profesional, un psicólogo, que te ayude a ordenar, a dar con lo que necesitas. Ánimo, merece la pena trabajarlo para estar estupendo total.

Gracias por confiar en mí y por contar tu caso.


#12 Nights

Pregunta políticamente incorrecta:

¿Por qué una mujer joven y guapa se junta con un hombre mayor adinerado? ¿Existe una erotica del poder?

¡Hola!

La erótica del poder existe, en la misma medida que otras vías, de la misma manera que a muchos les pone indomable un cantante determinado que, de ser, por ejemplo, su compañero de trabajo, no mirarían más allá de la pura simpatía. Hay a quien le ponen cosas, a quien le atraen cosas... que quizá a otros no.

La admiración es ingrediente deseable (y necesario, en realidad) para que una relación funcione. Necesitamos admirar al otro: esto aporta, entre otras cosas, atractivo. Nos sentimos “más” si nuestra pareja “es estupenda”, sea en el área que sea (aquí es donde entran los valores y deseos de cada uno: a ti puede parecerte maravilloso que tu pareja sepa dibujar o tocar un instrumento musical (el "otro" imagino que también) y a Juanito, tu vecino, lo que le indoma es que sepa hacer macramé o que sea gracioso en plan "Lloro contigo, cari".

¡Gracias por dejar tu pregunta!


#8 Minipunk

He vuelto a ver publicidad de condones como hace 20 años ¿Se ha perdido la información o conocimientos que se consiguieron en aquella época?

¡Hola!

Efectivamente según los datos ofrecidos tanto a nivel internacional por la OMS como los obtenidos a nivel nacional por el Gobierno, nos encontramos ante un repunte significativo de las enfermedades de transmisión sexual.

En el informe presentado por el Ministerio de Sanidad de hecho se puede observar que entre el 95 y el 2001 hubo un descenso de contagios por ejemplo de gonorrea, pero que desde esa fecha la tasa va en aumento.

Puedes ver el informe en cuestión aquí: www.mscbs.gob.es/ciudadanos/enfLesiones/enfTransmisibles/sida/vigilanc

Sin embargo también hay datos que indican que un porcentaje alto de adolescentes españolas usan el preservativo, por encima de la tasa obtenida en otros países. Pero claro, sexo no tienen solo los adolescentes... hay mucho adulto que se resiste a usar un condón. Puedes ver la noticia aquí: www.rtve.es/noticias/20180919/40-chicas-30-chicos-europeos-no-usan-pre

¡Gracias por dejar tu pregunta!


#139 TocTocToc

Mamen, ¿ese es tu nombre real o el apoyo del instituto que te inspiró para ser sexóloga?

Es mi nombre, pero no me digas que no es una maravillosa coincidencia.


#164 Effy

Buenos días Mamen.

Considero que el misticismo que rodea la sexualidad genera los tabúes y vergüenzas con las que todas y todos nos encontramos en algún, o múltiples, momentos de la vida.

Este silencio y "magia" que la ciencia mantiene sobre el amor y la sexualidad me tiene harta.

Me encuentro buscando como llegar a formarme yo misma en el ámbito de la salud sexual (soy psicóloga), pero las vías para lograrlo me parecen confusas o muy concretas (intervención clínica para el tratamiento de disfunciones sexuales o la terapia de pareja).

En mi ideario me gustaría dedicarme al ámbito educativo, la promoción de la salud sexual ya sea con adolescentes, personas en situación de exclusión social o cualquier otro colectivo.

Muchas gracias.

¡Hola, compañera!

Qué bien que quieras formarte (esto en nuestra profesión, como en casi todas, también es verdad, es fundamental). En sexología puedes encontrar, como dices, una formación en clínica, que evidentemente responde a problemas concretos, pero también una parte digamos "recreativa", otra sociológica, antropológica... ¡Hay mucho de donde tirar!

¡A por ello!


#138 Hank_Moody

Buenas Mamen.
¿Qué es lo más surrealista / hardcore que has tenido que escuchar?
No hace falta que digas nombres reales. bueno.., sí.

Shhhhhh, es secretito.


#125 EmuAGR

Bueas, gracias por venir a Menéame.

¿Cuáles serían, en tu opinión, los pilares para una relación de pareja sana y duradera? La verdad es que nunca he tenido pareja más de dos años y me gustaría que la próxima funcionase mejor...

¡Hola!

No hay una receta infalible... Partamos de la base de que no hay dos relaciones iguales, y que no podemos buscar un molde para todas... Ahora bien, hay algunos pilares, como tú dices, que sea como sea la relación, ayudan a que ésta funcione: admiración (admirar al otro, por lo que hace, por lo que dice, por lo que sea), tener una buena comunicación (esto no significa decir todo lo que se nos pasa por la cabeza -eso es sincericidio-, sino que ésta sea efectiva), establecer un marco de confianza total -sean cuales sean nuestras reglas-, dedicarnos tiempo de pareja... y tiempo por separado (el fuego si lo tapas se extingue, si le das aire... crece), respeto (fundamental) y, ya puestos a pedir, humor, que siempre hace las cosas mejores y más fáciles.

¡Suerte con tu futuro sentimental!


#18 Yomolo

No me gusta que me toquen cuando estoy sudando ¿Alguna solución?

¡Hola! Ya te han dejado perlas de sabiduría, pero añado:

La ducha es tu amiga, eso sí, siempre con cuidado y poniendo pegatinas en el suelo para no acabar perdiendo la erección y los dientes (prevención de riesgos laborales-sexuales, es importante), el aire acondicionado nivel "el Ártico en tu casa", hacerlo con ropa (de algodón, que transpire bien, que si no luego canta el alerón) son algunas opciones bonicas. También puedes replantearte la cosa y, como decía Woody Allen, abrazar aquello de que “El sexo solo es sucio cuando se hace bien”.

Suerte y ánimo, ya queda menos para el otoño.


#1 karmo

Crees en la fidelidad a largo plazo? Es más, tiene sentido?

Típico matrimonio de 20 años.... No me creo que no hayan tenido affers

¡Hola!

No es cuestión de creer o no creer, es cuestión de decidir, de optar por una opción de relación u otra, por unas reglas u otras. Como terapeuta te diré que he visto de todo, desde parejas que llevan toda la vida juntos y jamás han tenido una aventura, y parejas que han sido infieles una y mil veces. También hay parejas abiertas que tienen relaciones (sexuales y emocionales) con otros como parte de su acuerdo de relación (solo que en este caso no consideran infidelidad de la misma manera, porque tienen sus reglas, su acuerdo particular).

Hay infidelidades que se producen en el marco de una relación que no va bien, pero también se dan, en contra de lo que muchos creen, en relaciones que funcionan. Lo típico de "Es que claro, uno va a buscar fuera porque no estábamos bien" o "si hay infidelidad es porque algo falla", no necesariamente se da en todas las ocasiones. Es decir, la infidelidad no es el resultado de una mala relación, al menos no necesariamente (para muchos es más bien la excusa a la que muchos se aferran para justificar sus acciones y externalizar un poco la responsabilidad y con ella la culpa).

He visto parejas que aseguran estar enamoradas, que son felices, que quieren seguir juntas... pero uno de los dos ha sido infiel. Los motivos, como decía, pueden ser muchos, además de una mala relación de pareja: puede que estemos buscando algo nuevo porque eso que pensábamos que queríamos no es lo que queremos, pero también puede que a quien estemos buscando sea a nosotros mismos.

También tenemos que tener en cuenta que las relaciones en el día a día están cargadas de responsabilidades, de “tienes que”, del bucle de obligaciones... y una aventura está libre de todo eso, por lo que resulta quizá apetecible. Por otro lado, también tenemos que tener en cuenta que en una aventura somos más osados, jugamos más, experimentamos, salimos un poco de la zona de confort... y eso gusta.

La conclusión es que es un tema complejo (mucho) pero que, por resumir brutalmente, como te decía, hay parejas que sí, llevan 20 años juntos sin haber sido infieles porque así lo han decidido, porque trabajan en su relación, porque han logrado no olvidar esa parte lúdica, porque además de las tareas cotidianas y los marrones del día a día siguen siendo aventureros, pero no con otros, sino entre ellos.


#134 Protogenes

A mí es que me da "flojera". Yo entiendo que para un tío, pues sea algo raro (por el tema de los estereotipos). Pero claro, lo jodido es que a mi pareja sí le apetece y a mí no, y se monta películas de todo tipo. Supongo que por lo que deduzco de tu comentario, los dos compartís inapetencia y eso ayuda un poco a comprender al otro. En mi caso, soy "el raro".

Nosotros de vez en cuando tenemos sexo (cediendo yo, aunque intento que no se me note "obligado"), y no está mal, no es desagradable ni nada. Solo que si no lo vuelvo a repetir, pues no se repite. No sé.

Nosotros en nuestro caso, un niño muy movido, problemas económicos y de sociabilidad (lejos de nuestro hogar, sin relaciones cercanas). Un poco jodido todo.

Se habla poco de ello por lo que dices, aún es algo estigmatizante, pero hay muchos muchos hombres en tu caso, y ojo, también muchas muchas mujeres que quieren más y mejor sexo del que tienen. A medida que hablemos de ello se irá normalizando, espero.

Si el contexto es complicado, si además ella sí tiene ganas y tú no, id poco a poco: buscad momentos de intimidad, que no necesariamente sean sexuales (un ratito hoy, otro cuando el peque se duerma la siesta el finde...), podéis daros masajes, acariciaros... Aprovechad para redescubrir vuestro cuerpo y rediseñar vuestra vida sexual, pero empezando por eliminar la presión, que ayuda poco.

Pero siempre, si esto os causa malestar, o si te lo causa a ti porque has perdido fuentes de placer (me ha parecido leer que vas un poco “fluyendo” sin más), te recomiendo que acudas a un profesional, merece la pena trabajar en ello y disfrutar, a lo grande, de la vida. Suerte y ánimo.

¡Gracias por participar!


#132 afuegalpitu

me alegro que preguntes esto porque yo me siento exactamente igual y no sabía como enfocar la pregunta.

Yo creo que cada uno valora la importancia del sexo de una manera diferente. En mi caso, mi pareja y yo llevamos sin tener sexo desde que nació nuestro único hijo.

Y nos pasa igual que a ti, no hay terceras personas ni adicciones. Es simple inapetencia. Yo en mi caso lo veo normal, no se que opinará un experto

¡Hola! El deseo, la apetencia, es algo que hay que alimentar, porque si se deja... se apaga. Queremos sexo porque pensamos en sexo, porque tenemos sexo... y porque el sexo que tenemos nos gusta. Si pasamos una época en la que en nuestra cabeza están otras cosas y encima estamos cansados o estresados (el estrés es el archienemigo del deseo) es normal que el deseo se ponga a hibernar.

Pero no estaba muerto, estaba de parranda: si se trabaja, si buscamos esos momentos que tanto nos gustaban (porque aunque a día de hoy no tengamos ganas, en un rincón de nuestro cerebro hay un recuerdo porno-festivo de diversión), volverá. Y merece la pena.